1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estados Unidos y Cuba buscarán restablecer servicio postal

Estados Unidos y Cuba retomarán este martes las conversaciones para buscar restablecer el servicio postal directo interrumpido entre los dos países desde hace medio siglo, confirmaron fuentes oficiales norteamericanas.

Las "conversaciones técnicas" tendrán lugar este martes y miércoles en Washington, aseguraron a las agencias de noticias Reuters y dpa funcionarios cercanos a la negociación. Del lado estadounidense, estarán presentes representantes del Departamento de Estado y la directora de asuntos internacionales del servicio de Correos estadounidense, Lea Emerson, mientras que por el cubano la delegación la dirigirá el jefe de la Sección de Intereses Cubana en Washington, José Cabañas.

Los funcionarios estadounidenses, sin embargo, restaron importancia a las conversaciones, argumentando que tenían un carácter técnico y que no indican un cambio de la política de Estados Unidos hacia Cuba. "El establecimiento de un intercambio postal directo entre Estados Unidos y Cuba es consistente con nuestros intereses para promover el libre flujo de información hacia, desde y en Cuba", indicó una de las fuentes a la agencia de noticias alemana dpa.

Cuba y Estados Unidos no tienen un servicio de correos directo desde que los envíos postales se interrumpieron en 1963, pocos años después del triunfo de la revolución de Fidel Castro. Pese a ello hay el servicio de correspondencia ha fluido entre las dos naciones, separadas por 145 kilómetros del estrecho de Florida, a través de terceros países, aunque con restricciones para paquetes mayores.

Deshielo, ¿ahora sí?

En septiembre de 2009, durante el primer período de Gobierno del presidente Barack Obama, que ya había eliminado restricciones a las remesas y favorecido los viajes de cubano-estadounidenses a la isla, ambos países llevaron a cabo breves conversaciones para intentar retomar el servicio postal, entre otros temas. Pero las gestiones de un alto funcionario del Departamento de Estado norteamericano en La Habana, que habían sido interpretadas como una señal de deshielo en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, se quedaron estancadas después de la detención del contratista estadounidense Alan Gross en la isla en diciembre de 2009.

Gross fue detenido cuando intentaba entrar a Cuba con sofisticados equipos de comunicación prohibidos en la isla, como parte de un programa que las autoridades cubanas consideran subversivo, y condenado en 2011 a 15 años de cárcel por delitos contra la "independencia" y la "integridad terrritorial" en Cuba.

El presidente Obama también retomó en el 2009 las conversaciones migratorias, que habían sido suspendidas por su predecesor George W. Bush en 2004. Pero las charlas sobre emigración también se cortaron tras la condena a Gross. El caso de Gross es uno de los que más lastra actualmente las díficiles relaciones entre Washington y La Habana.

Estados Unidos ha subrayado en varias ocasiones que no habrá avances en las relaciones bilaterales mientras Gross no sea puesto en libertad. Por su parte, Cuba ha sugerido que estaría dispuesta a hacer un canje entre Gross y los cinco agentes de inteligencia cubanos condenados a largas penas por espiar a organizaciones anticastristas en Estados Unidos, pero el Gobierno de Obama ha rechazado la idea. Washington y La Habana rompieron relaciones diplomáticas en 1961.

rml (dpa, reuters)