1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

Estados Unidos reubica sus tropas en Europa del Este

EE.UU. comienza un nuevo despliegue de tropas hacia la frontera más oriental de la Alianza Atlántica.

El teniente general del ejército alemán Josef Blotz la calificó como una "gran operación logística". Tres cargueros de la marina de EE.UU. descargan actualmente en Bremerhaven armas y  equipamiento de la cuarta división de infantería. En total, 900 vagones que en conjunto tendrían una longitud de 14 km de largo y que, en los próximos días, serán transportados por el norte de Alemania hacia Polonia.

La operación "Atlantic Resolve" es una muestra del compromiso de EE.UU. para mantener la paz en Europa, explica Timothy McGuire, segundo comandante de las fuerzas terrestres de Estados Unidos en territorio europeo. El Gobierno de Estados Unidos anunció el año pasado que enviaría una brigada de combate adicional a Europa. Con esta maniobra, el presidente Obama pretendía que polacos, estonios, letones y lituanos se sientan apoyados. Algo que les encanta escuchar a estos países a los que, sin embargo, también les preocupa la lealtad del nuevo presidente Trump.

Las tropas estadounidenses son solo una parte de una amplia estrategia orquestada por la OTAN. A partir de este año, la Alianza estacionará cuatro unidades de combate multinacionales con mil soldados cada una en Polonia y los países bálticos. Así se aprobó en la cumbre de la OTAN del pasado verano en Varsovia. Para fortalecer la presencia de la Alianza en el este, también se prevé el estacionamiento de un batallón alemán con un máximo de 500 soldados en Lituania, al norte del llamado Paso de Suwalki. Este pasillo de unos 65 kilómetros conecta por tierra Polonia y Lituania y está considerado como el talón de Aquiles de la OTAN en lo que se refiere a la defensa de los Estados del Báltico.

Caricatura sobre Putin y Trump en las calles de Vilnius (Lituania)

Caricatura sobre Putin y Trump en las calles de Vilnius (Lituania)

¿Ruido de sables o paz a la defensiva?

El debate político sobre el armamento de la OTAN en su flanco oriental ya alcanzó su punto álgido en la Cumbre de Varsovia. El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, habló entonces de "ruido de sables y gritos de guerra",  y fue duramente criticado debido a su supuesta postura pro-rusa. Ahora, la disputa sobre la redistribución de las tropas estadounidenses entra en una nueva dimensión. Sabine Lösing, del grupo de La Izquierda en el Parlamento Europeo, incluso advierte que "este desfile militar podría ser considerado como una preparación para la guerra y podría causar desagradables reacciones adversas".

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, calificó la operación como "moderada y defensiva" y destinada a mantener la paz: "El bando ruso se está rearmando y está dispuesto a usar la fuerza contra sus vecinos como Ucrania".  Se trata de una "presencia limitada y  multinacional que sirve para mostrar unidad y para protegernos entre nosotros".

 Stoltenberg no quiere escuchar nada acerca de una posible futura salida de EE.UU. de la Alianza bajo el mandato de Trump. El nuevo presidente estadounidense le dijo que "se siente obligado ante la OTAN y los socios transatlánticos. Además, el Congreso de Estados Unidos aprobó cuadriplicar el presupuesto destinado a reforzar la presencia de EE.UU. en Europa. Por eso estoy seguro de que mantendrá sus compromisos". Al mismo tiempo, Stoltenberg defiende el diálogo con Rusia: "No hay contradicción entre la disuasión, la defensa y el diálogo”.

Paso de Suwalki, el talón de Aquiles de los países bálticos.

Paso de Suwalki, el talón de Aquiles de los países bálticos.

¿Defensa segura en el Báltico?

Sin embargo, una afirmación de Stoltenberg podría provocar preocupación entre los países del este. Sobre una supuesta amenaza  rusa, comentó que "no ve peligro por parte de Rusia hacia ningún aliado”. Pero al mismo tiempo relativizó el alcance de la presencia militar de la OTAN en el este con esta operación: "Son unos pocos miles de soldados frente a decenas de miles de soldados rusos".

Para los estrategas, el problema podría estar precisamente en esa diferencia numérica. Si Rusia lo desea, podría tomar sin esfuerzo los tres países del Báltico gracias a su superioridad militar en la región.  Así lo deducen también algunos políticos occidentales especialistas en materia de defensa. Según un análisis del ThinkTank estadounidense RAND, en el que colaboraron antiguos mandos de la OTAN, Rusia podría cerrar fácilmente la conexión terrestre entre Polonia y los países bálticos a través del Paso de Suwalki. En ese caso, la infantería de la OTAN "ni siquiera sería capaz de retirarse y sería destruida allí mismo". Como opción solo quedaría tratar de recuperar el Báltico, pero eso podría terminar en un desastre. Unos resultados que, para los bálticos, no son nada tranquilizadores.

DW recomienda