1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estados Unidos niega haber coordinado con Al Asad sus bombardeos contra el EI en Siria

El presidente sirio afirmaba en una entrevista haber mantenido contacto con las fuerzas norteamericanas a través de terceros para conocer sus planes de ataque contra la milicia radical Estado Islámico.

La Casa Blanca aseguró hoy que no ha coordinado con el Gobierno sirio sus operaciones militares en Siria contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), después de que el presidente de ese país, Bachar al Asad, afirmara que recibe información sobre los bombardeos a través de terceros.

En una entrevista con la cadena de televisión británica BBC, Al Asad aseguró que su Gobierno ha estado recibiendo información de manera indirecta, a través de terceras partes, como Irak, sobre las actividades que llevan a cabo aviones de guerra de Estados Unidos y de países árabes.

Un único aviso

Preguntado al respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, se limitó a indicar que Estados Unidos no informa en absoluto a Siria sobre sus operaciones militares: "Estados Unidos no coordina sus acciones con el Gobierno sirio, y no vamos a hacerlo", sostuvo Earnest en su conferencia de prensa diaria.

El portavoz afirmó que la única excepción fue la notificación que Estados Unidos proporcionó al Ejecutivo sirio el año pasado, a través de su embajador ante la ONU, de que se preparaba para iniciar bombardeos aéreos en el territorio de Siria. "Pero en esa comunicación, dejamos claro que era la responsabilidad del Gobierno sirio apartarse de nuestro camino", es decir, no inmiscuirse en la campaña aérea aliada, agregó Earnest.

Desde entonces, "no ha habido ninguna coordinación entre el Gobierno de EE.UU. y Siria" respecto a los bombardeos de la coalición internacional contra el EI, indicó el portavoz.

"También niega el uso de bombas de barril...".

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Jan Psaki, ha insistido: "No hemos pedido permiso al régimen y no hemos coordinado nuestras acciones con el Gobierno sirio. No les hemos avanzado a los militares sirios ni dado ninguna indicación ni del momento de los ataques ni de los objetivos". Y, ha concluido, que la entrevista con la BBC hay que tomarla con cuidado: "También niega en ella el uso de bombas de barril, de cloro y la matanza indiscriminada de su propio pueblo".

LGC (EFE / AFP)