1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico también atenta ahora en Afganistán

La milicia terrorista Estado Islámico se atribuyó por primera vez un atentado en Afganistán: un terrorista suicida mató hoy en Yalalabad a al menos 33 personas y causó heridas a 110.

"El ataque fue ejecutado por Abu Mohammed, un hombre nuestro, y estuvo dirigido contra empleados del Gobierno", declaró un comandante de la rama paquistaní del grupo yihadista. El grupo de Estado Islámico que asumió la responsabilidad está integrado por exmiembros de los talibanes paquistaníes (TTP). Según fuentes militares, opera desde el territorio tribal de Orakzai, en la frontera con Afganistán.

De ser cierta la reivindicación del grupo yihadista, supone el primer ataque de Estado Islámico en suelo afgano y el inicio en el país de "un nuevo tipo de guerra". En un discurso televisado, el presidente afgano, Ashraf Gani, aseguró hoy (18.04.2015) que el atentado, sumado a otras acciones atribuidas a Estado Islámico en Afganistán, como "decapitaciones y secuestros", son "signos de un nuevo tipo de guerra" en el país asiático y una "grave amenaza". "La lucha contra esta guerra es nuestra obligación colectiva", declaró el presidente afgano, de visita oficial en la provincia oriental de Badakhshan.

El atentado suicida se produjo a primera hora de la mañana en la entrada del Banco de Kabul en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, cuando decenas de personas, incluidos funcionarios del Gobierno, se encontraban allí para cobrar sus salarios. Imágenes del atentado difundidas por los medios de comunicación afganos mostraban por el suelo a decenas de personas, incluidos niños, muchas de ellas ensangrentadas y con graves quemaduras.

Llamamiento de Gani a los talibanes afganos

"¿Quién ha asumido el mortífero atentado de hoy en Nangarhar? Los talibanes no lo han hecho. El Daesh (acrónimo en árabe del EI) lo ha asumido", aseguró Ashraf Gani, Shahidulá Shahid, exportavoz del principal grupo talibán paquistaní, el TTP, que fue destituido a finales del año pasado por mostrar su apoyo al EI y ahora ocupa el puesto de portavoz regional de Estado Islámico, fue el encargado de reivindicar el atentado.

Por su parte, un portavoz de los talibanes afganos, Zabihullah Mujahid, condenó en su cuenta oficial de Twitter el ataque en Jalalabad y otro atentado sin víctimas que tuvo lugar también hoy en la misma ciudad. "Esta mañana dos bombas han golpeado a civiles frente a un templo y un banco en Jalalabad. Los condenamos y negamos nuestra participación en ambos", destacó Mujahid. A raíz de esa condena, el presidente de Afganistán pidió a los talibanes afganos, derrocados por las tropas estadounidenses en 2001, que dejen a un lado sus "diferencias políticas" con ellos, pues "son afganos y deberían estar con los afganos".

MS (dpa/efe)