1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico solo controla un barrio del este de Mosul

Las Fuerzas Armadas de Irak confirmaron que los yihadistas fueron expulsados de Al Arabi, por lo que ahora las operaciones se concentran en Al Rashidiya.

La ofensiva lanzada en octubre por el Ejército de Irak para recuperar la ciudad de Mosul sigue avanzando, aunque lentamente, en sus objetivos. Este domingo (22.01.2017), el general Nayem al Yaburi confirmó a la prensa que los efectivos militares tomaron la totalidad del barrio de Al Arabi, luego de que la noche del sábado hubieran expulsado a la casi totalidad de los milicianos de sus edificios.

Según Al Yaburi, en las últimas operaciones, 57 extremistas perdieron la vida en combates con los uniformados de la 16 División del Ejército y en bombardeos de la coalición internacional, que ofrece cobertura aérea continua a las fuerzas terrestres del Ejército iraquí. Tras este último avance, solo queda en poder del EI el barrio de Al Rashidiya, en el noreste de Mosul, ciudad cuya parte oeste continúa bajo el férreo control de los yihadistas.

Sin embargo, las autoridades militares iraquíes han dicho que en las últimas batallas han debido enfrentar una notoria menor oposición de los radicales, especialmente en lo que respecta a la instalación de bombas, muy usuales al comienzo de las hostilidades. El teniente general Abdulghani al Assadi aseguró que esto se debe a la enorme cantidad de civiles que quedó en la ciudad, lo que intimidó a los radicales.

Hotel detonado

En ello coincide el teniente general Sami al-Aridhi, de la unidad antiterrorista. Para él "no hay comparación” entre las bombas plantadas por los yihadistas en Mosul y las que había cuando las tropas iraquíes recuperaron Ramadi o Faluja. Ahora hay menos "porque acá en Mosul los habitantes no se fueron. Cuando avanzamos en cualquier barrio, no pensamos que las calles están sembradas de bombas, nuestros vehículos avanzan con normalidad”.

Eso no significa que EI haya bajado los brazos. Al contrario, la gran batalla se espera cuando las tropas iraquíes intenten recuperar la zona occidental de la ciudad, donde este viernes las fuerzas del Estado Islámico detonaron una enorme cantidad de explosivos en el mayor hotel de Mosul, en un intento por evitar que el Ejército de Irak lo capture y lo utilice como base en su ofensiva.

DZC (EFE, Reuters, AFP)

DW recomienda