1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico reconoce muerte del “yihadista John”

La milicia terrorista anunció que el miliciano, conocido por protagonizar numerosos videos donde aparece decapitando a rehenes, fue alcanzado por un dron en noviembre.

Por medio de su revista Dabiq, con la que pretende llegar al público de habla inglesa, el grupo radical Estado Islámico reconoció este martes (19.01.2016) la muerte del llamado “yihadista John”, conocido por aparecer en numerosos videos donde se mostraban decapitaciones de rehenes occidentales. Según la milicia terrorista, Mohammed Emwazi, a quien llamaban Abu Muharib al Muhayir, murió cuando su vehículo fue alcanzado por el ataque de un dron.

El ataque habría ocurrido el pasado 12 de noviembre en Raqa, principal bastión y capital de facto del grupo en Siria. El 13 de noviembre de 2015, el Gobierno de Estados Unidos había asegurado que tenía “una gran confianza” y “una certeza razonable” sobre la muerte Emwazi en un ataque aéreo. “Es aún un poco pronto. Tenemos una certeza razonable de haber matado al objetivo que intentábamos matar, que era el yihadista John”, dijo entonces el portavoz del Pentágono en Irak, el coronel Steven Warren.

“Su dureza con los infieles se manifestó a través de acciones que enfurecieron a todas las naciones, religiones y facciones de infieles, el mundo entero dio testimonio de ello”, dice Dabiq, que dedica dos páginas a la memoria de Emwazi. El terrorista era de nacionalidad británica, originario de Kuwait y de madre yemení. Se crió en Londres y tenía una licenciatura en informática. La revista señala que llegó a Siria en 2012 tras atravesar Europa y se unió al Frente Al Nusra antes de pasarse al Estado Islámico.

“Un animal humano”

Identificado en febrero de 2015, Emwazi fue visto por primera vez en unas imágenes divulgadas por el EI a través de internet en agosto de 2014, cuando apareció en el video del asesinato del periodista estadounidense James Foley. Además, apareció en las grabaciones que testimonian las decapitaciones del también periodista estadounidenses Steven Sotloff, el cooperante estadounidense Abdul-Rahman Kassig, los cooperantes británicos David Haines y Alan Henning, y el periodista japonés Kenji Goto.

En noviembre, Warren explicó que el terrorista había nacido en Kuwait en 1988 y que su muerte podía suponer “un golpe significativo para el prestigio del EI”, aunque aclaró que Emwazi no era “una gran figura estratega” ni tampoco un miembro clave en cuestiones operacionales para el grupo yihadista. “Su muerte es significativa porque era una herramienta primaria de reclutamiento para esa organización” dijo entonces el portavoz. “Era un animal humano y matarlo hace probablemente que el mundo sea un lugar mejor”, agregó.

DZC (EFE, dpa, AP)


DW recomienda