1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico lanza gran ofensiva para tomar Kobane

Turquía autorizó el paso de 200 combatientes peshmerga, para reforzar la defensa que realizan los kurdos de la ciudad.

Los yihadistas del Estado Islámico lanzaron una fuerte ofensiva este jueves (23.10.2014) en su intento por tomar la ciudad de Kobane. Las fuerzas kurdas que defienden la localidad, ubicada en la frontera de Siria con Turquía, apenas tienen el control del centro de Kobane, de unos tres kilómetros cuadrados. Esa zona tiene una frágil conexión con la frontera, la que está siendo atacada por los islamistas radicales, en un intento por dejar aislados a los defensores.

El EI tomó un largo corredor de unos tres kilómetros que va desde la colina de Tell Shair hasta las fronteras de la ciudad, dijo Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Ese corredor sirvió antes a los kurdos como zona para los suministros de armas lanzadas por aire por aviones estadounidenses, así como zona tapón con el paso fronterizo que ahora está en riesgo.

Las malas noticias, en todo caso, se ven matizadas por la noticia llegada desde Turquía, donde se informó que se autorizará el paso de combatientes peshmerga provenientes de Irak, que ayudarán a defender Kobane junto a las milicias locales que operan en la ciudad. El número de combatientes será de 200, según un acuerdo alcanzado entre el Partido de la Unidad Demócratica (PYD) kurdo sirio y el gobierno autonómico del Kurdistán iraquí.

EE.UU. amenaza

Los peshmerga llegarán a la ciudad con armas pesadas, de acuerdo a lo aprobado por el parlamento kurdo en Irak. La noticia fue confirmada por el presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, quien aprovechó para reiterar sus críticas al suministro de armas que realiza Estados Unidos a los milicianos del PYD kurdo sirio, al que Turquía equipara con el PKK turco, al que Ankara, EE.UU. y la UE consideran una organización terrorista.

Por otro lado, el gobierno de Barack Obama amenazó con sancionar a cualquiera que adquiera petróleo de los militantes del Estado Islámico, en un nuevo intento por interrumpir lo que representa una fuente de financiamiento diario de un millón de dólares. David Cohen, subsecretario del Tesoro de EE.UU., dijo que seguramente el EI es “el grupo terrorista mejor financiado que hemos confrontado”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)