1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico lanza enorme ofensiva contra Kirkuk

Con coches bombas y terroristas suicidas, los radicales sembraron el pánico en la ciudad antes de que los kurdos pudieran controlar la situación.

Una ofensiva por tres frentes contra la ciudad de Kirkuk lanzaron este viernes (30.01.2015) milicianos del Estado Islámico, causando la muerte de al menos seis soldados e hiriendo a unas 40 personas. Por medio de ataques con coches bomba y terroristas suicidas, los radicales intentaron imponer el caos en la ciudad, epicentro petrolero iraquí, pero lograron ser reducidos por los combatientes kurdos tras horas de enfrentamientos.

En los ataques, lanzados al amanecer aprovechando la niebla, murieron un general de brigada peshmerga y otros cinco militares. En uno de los frentes, los milicianos hicieron estallar un coche bomba frente a un hotel, antes de abrir fuego contra los civiles. Según un corresponsal de la agencia de noticias Basnews, tras el inicio de los ataques cientos de habitantes kurdos de Kirkuk se armaron y acudieron en ayuda de los peshmerga.

A mediodía los combates todavía se prolongaban, aunque según los peshmerga la situación estaba “bajo control” y habían causado la muerte de decenas de yihadistas en los enfrentamientos. Con cerca de un millón de habitantes, mayoritariamente kurdos, Kirkuk es defendido por unidades peshmerga desde que el Ejército iraquí se retiró de la zona el año pasado, ante los ataques del EI.

Ataques en todos los frentes

Además, cuatro francotiradores se parapetaron en un hotel abandonado y desde allí dispararon contra las fuerzas de seguridad, que cercaron el edificio hasta controlar la situación. Dos de los atacantes detonaron cinturones explosivos que llevaban en sus cuerpos, hiriendo a seis policías. Después de estos ataques, las autoridades locales declararon un toque de queda indefinido en Kirkuk.

Por otra parte, milicianos del EI lanzaron otra ofensiva contra la zona de Al Hayakel en la ciudad de Faluya, la segunda más grande de la provincia de Al Anbar, que también fue contenida por las fuerzas iraquíes. Otro grupo de extremistas atacó a las fuerzas iraquíes en la zona de Al Kerma, al este de Faluya, donde se desarrollaron enfrentamientos que causaron un número indeterminado de muertos y heridos en las filas de ambos bandos.

Por otra parte, al menos 44 personas murieron y más de 70 resultaron heridas en un doble atentado en Bagdad, la capital de Irak. Dos bombas explotaron en un mercado central en la que también se venden uniformes militares usados. Entre las víctimas también hay miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes. Por el momento ningún grupo extremista se ha atribuido estos atentados.

DZC (EFE, dpa, Reuters)