1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico difunde video con decapitación de rehén japonés

Kenji Goto fue secuestrado en octubre en Siria, mientras intentaba conseguir la liberación de un compatriota. El EI amenaza ahora a Japón.

El Estado Islámico divulgó este sábado (31.01.2015) un video por internet donde se muestra la decapitación del periodista japonés Kenji Goto, quien estaba en sus manos desde octubre de 2014 tras ser capturado en Siria y cuya vida dependía de unas negociaciones diplomáticas que no llegaron a buen puerto. Inicialmente, los radicales habían pedido una recompensa de 200 millones de euros, que luego cambiaron por la exigencia de que Jordania liberara a una terrorista iraquí.

Si bien el video no ha podido ser verificado de forma independiente, en él se siguen los patrones conocidos en otras grabaciones divulgadas por el grupo terrorista. Allí se puede ver a Goto de rodillas y vestido con el típico traje naranjo que pone el EI a sus rehenes, frente a un radical que, con acento británico, se dirige al primer ministro japonés Shinzo Abe. En el minuto que dura el mensaje, Kenji Goto no dice ninguna palabra.

“Abe, debido a tu temeraria decisión de tomar parte de esta guerra imposible de ganar, no solo mataremos a Kenji, sino que también llevaremos nuestra carnicería a cualquier lugar donde tu gente se encuentre. Que comience la pesadilla para Japón”, dice el hombre en el video, titulado “Un mensaje al gobierno de Japón”. El EI había decapitado hace exactos siete días a Haruna Yukawa, otro ciudadano japonés secuestrado.

Con la gracia de Alá

La voz del terrorista parece ser la misma del hombre conocido como Jihadi John, quien ha aparecido anteriormente en otros videos del Estado Islámico. “Usted, así como sus estúpidos aliados de la coalición satánica, tienen que entender que nosotros, con la gracia de Alá, somos un califato islámico con autoridad y poder, un ejército completo sediento de su sangre”, dice el hombre, que figura enmascarado.

En el video no se hace ninguna mención a la suerte del piloto jordano que también está prisionero y sobre el que pesa una amenaza de ejecución si no se libera a la terrorista Sajida al-Rishawi. Goto, un corresponsal de guerra veterano, llegó a Siria para buscar la liberación del otro rehén japonés, Haruna Yukawa. La liberación de ambos fue considerada prioritaria por el gobierno nipón, que negociaba con el EI por intermedio de líderes tribales iraquíes.

El primer ministro japonés, por su parte, condenó la ejecución de Goto y prometió que trabajaría con otros países hasta llevar a la justicia a los responsables del crimen. Abe dijo, visiblemente apesadumbrado, que sentía "una fuerte indignación contra este acto de terrorismo inhumano y deleznable. Nunca perdonaré a estos terroristas".

DZC (AP, EFE, AFP, Reuters)