1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico busca frenar avance de kurdos en Al Raqa

La ofensiva de las Fuerzas de Siria Democrática ya cumple 10 días y se acerca a la llamada “capital de facto” del grupo terrorista, que lanzó un contraataque.

En una difícil situación se encuentran los milicianos de Estado Islámico, que desde hace diez días enfrentan una dura ofensiva lanzada por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que avanzan con el apoyo aéreo de la coalición internacional y efectivos especiales de Estados Unidos con dirección a Al Raqa, la llamada "capital de facto” del EI. Al mismo tiempo, el Ejército sirio ha avanzado por el suroeste de la provincia, presionando a las unidades terroristas.

 

Más información:

-Rusia dice haber matado a Al Bagdadi, líder del EI

-Amaq: propaganda de terror hecha en Alemania

 

Ante este escenario, EI lanzó un contraataque este viernes (16.06.2017), de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en tres puntos de concentración de sus adversarios de las FSD, donde causaron un número indeterminado de bajas. Según la agencia de noticias Amaq, vinculada a Estado Islámico, once extremistas llevaron a cabo un ataque armado y con explosivos en el distrito de Al Yazra, matando a decenas de combatientes kurdos y aliados.

Desde el inicio de la campaña militar, las Fuerzas de Siria Democrática han arrebatado al EI cuatro barrios de Al Raqa: Al Meshlab y Al Siná, en el este, y Al Rumaniya y Al Sabahia, en el oeste, además de otras zonas. Los enfrentamientos entre ambos bandos se concentran actualmente en los alrededores del barrio de Al Barid, en el oeste, así como en la calle 23 de abril y el distrito de Al Butani, en el este, y cerca de los silos de Al Raqa, en las afueras.

Ayuda de la ONU

El recrudecimiento de los combates ha hecho que Naciones Unidas advierta sobre las necesidades que se generarán y la posibilidad de que una gigantesca oleada de habitantes de Al Raqa huya del lugar, provocando una crisis humanitaria. Por ello, espera abrir en las próximas horas un corredor que facilite la entrega de ayuda a quienes ya han conseguido escapar del lugar donde se enfrentan las fuerzas militares.

"Los valientes trabajadores humanitarios llevan días viajando para abrir un nuevo corredor desde Alepo”, dijo Jan Egeland, jefe de la fuerza de ayuda para Siria apoyada por la ONU. "Esperamos llegar a este lugar muy pronto”, agregó. Decenas de miles de personas se han lanzado a los caminos, escapando de unos combates que, previsiblemente, comenzarán a librarse más pronto que tarde en la ciudad misma.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda