1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

“Estación final: Ausschwitz”

La exposición “Trenes hacia la muerte” se presenta en Alemania en las salas de espera de las estaciones ferroviarias. Desde allí millones de personas fueron transportadas por la Deutsche Reichsbahn hacia la muerte.

default

Las vías hacia Ausschwitz

En la estación berlinesa Potsdamer Platz, se inauguró la exposición ”Trenes hacia la muerte“, una historia fotográfica de la deportación de judios hacia los mortíferos campos de concentración. Iban a bordo de los trenes de la Deutsche Reichsbahn, la compañía ferroviaria alemana.

Cuarenta tableros informativos con fotos, testimonios personales, biografías y diagramas recuerdan dolorosamente el destino de tres millones de judios, entre ellos 11.400 niños que fueron transportados desde Francia hacia campos de exterminio, entre 1942 y 1944.

Esta exposición itinerante -que podrá ser vista en 10 ciudades alemanas- fue preparada por especialistas en Historia de la Deutsche Bahn, por el Museo Alemán de la Técnica y el Centrum Judaicum de Berlín; en forma similar se presentó hace cuatro años en Francia. Por largo tiempo la Deutsche Bahn -la empresa ferroviaria actual heredera de aquella Deutsche Reichsbahn- se opuso a que sus espacios se ocuparan con esos fines.

“Es un tema demasiado serio para ser tratado en estaciones”, declaraba hace dos años el director de Deutsche Bahn, Hartmut Mehdorn. Beate Klarsfeld, iniciadora del proyecto, respondió: “No le compete a usted decidir acerca de la memoria de los niños asesinados por los nazis”. Ella y su esposo Serge se hicieron famosos en los años setenta como cazadores de nazis. Sus investigaciones y acciones espectaculares pusieron en manos de la Justicia a Kurt Lischka, responsable de deportaciones de judíos franceses, y aportaron a dar con el paradero del macabro Klaus Barbie, por ejemplo.

Deutschland Bahn NS-Zeit Jahrestag Ausstellung Auschwitz Serge und Beate Klarsfeld

Serge y Beate Klarsfeld llegando a Potsdamer Platz, a la inauguración de la exposición

Los Klarsfeld

El abogado e historiador Serge Klarsfeld -nacido en Bucarest y cuyo padre fue asesinado en Ausschwitz- declaró hace pocos días al presentar la edición española de su libro Ausschwitz: El álbum fotográfico de la tragedia, que nunca le interesaron las leyes, “pero sí la Justicia”“. Y de eso se trata para ellos: conservar viva la memoria como vía para hacer justicia, también cuando los sobrevivientes del horror nacionalsocialista ya no vivan.

“Sobre todo el destino de los niños nos importa mucho”, declaraba la periodista Klarsfeld a la prensa. La Asociación de Hijos e Hijas de Deportados de Francia, que el matrimonio Klarsfeld dirige, ha logrado reunir los datos de decenas de miles niños que perecieron en los campos de la muerte alemanes. De ellos, 200 casos serán publicados dentro de poco bajo el título Endstation Ausschwitz (Estación final: Ausschwitz).

Deutschland Bahn NS-Zeit Jahrestag Ausstellung Auschwitz

Una de las fotos de la exposición

El porqué de exponer en las estaciones

Al inaugurar la exposición, la gerente de personal de la Deutsche Bahn, Margret Suckale, se refirió al tristemente famoso papel que cumplieron los trenes germanos en el Holocausto. “Sin duda alguna, la Reichsbahn desempeñó una función importante en el genocidio. Estaba integrada en el Estado nacionalsocialista y cumplió con sus órdenes criminales”. Por su parte, el ministro alemán de Transporte, Wolfgang Tiefensee, hizo hincapié en la importancia de mostrar la exposición en las salas de espera de las estaciones ferroviarias, pues ésos fueron los lugares donde las víctimas tomaron “los trenes especiales hacia la muerte”.

DW recomienda