España y Francia tendrán más tiempo para reducir déficit | Economía | DW | 29.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

España y Francia tendrán más tiempo para reducir déficit

La Comisión Europea exigió a cambio reformas estructurales que fueron rechazadas por el presidente galo, François Hollande.

La Comisión Europa, el brazo ejecutivo de la Unión Europea, anunció este miércoles (29.05.2013) que dará más tiempo a seis países para que puedan reducir su déficit presupuestario. La nómina la componen Francia, Holanda, Polonia, Portugal, Eslovenia y España, que contarán ahora con dos años más de gracia.

Asimismo, otros cinco estados (Rumania, Hungría, Italia, Letonia y Lituania) ya han reducido su déficit y no estarán bajo vigilancia de la Comisión. Pero la decisión no es gratuita. La Comisión ha exigido a Francia, por ejemplo, que reforme su sistema de pensiones, controle su gasto público y reduzca los costos laborales.

A España, en cambio, se le concedió un aumento del tope a 6,5 por ciento (en lugar del 4,5 vigente hasta ahora), pero el Gobierno de Mariano Rajoy deberá subir impuestos e implementar una segunda reforma de pensiones. Asimismo, los países de la zona euro deben concentrarse en reformar sus mercados laborales y de servicios dijo la Comisión Europea, marcando un giro en sus políticas antes basadas meramente en la austeridad.

Hollande se molestó

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, reconoció en una conferencia de prensa realizada en Bruselas que el mensaje a Francia es “muy exigente”, pero el brazo ejecutivo de la UE desea que París reduzca su déficit global a un 3,9 por ciento de la producción en el 2013, un 3,6 por ciento en el 2014 y un 2,8 por ciento en 2015.

“El plazo extra debe ser utilizado con prudencia para enmendar los problemas de competitividad de Francia. Yo creo que hay actualmente en Francia un consenso cada vez mayor sobre la necesidad de esas reformas", agregó Barroso. La Comisión exigió una acción urgente para levantar las economías, pero insistió en que los recortes de gastos deben continuar.

El presidente francés, François Hollande, reaccionó con malestar por las exigencias de la comisión y dijo que “ellos no nos tienen que dictar qué debemos hacer”. Para el mandatario, Bruselas sólo puede decirle a Francia que debe poner en orden las finanzas públicas, pero no es la encargada de determinar cuál es el método correcto para alcanzar esa meta.

Barroso, quizás previendo la molestia gala, adelantó que “ni el presidente ni el primer ministro nos pidieron esta propuesta”, pero aseguró que en los “últimos diez años Francia ha perdido hasta 20 años de competitividad”.

DZC (BBC, Reuters, dpa, El País)