1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España recuerda a las víctimas de Germanwings

Con una ceremonia católica en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, España recordó a las 150 víctimas del avión de Germanwings estrellado en los Alpes el 24 de marzo.

A la misa, presidida por los reyes Felipe VI y Letizia, asistieron unos 600 familiares y allegados de los fallecidos.

A la misa, presidida por los reyes Felipe VI y Letizia, asistieron unos 600 familiares y allegados de los fallecidos.

Al acto, presidido por los reyes Felipe VI y Letizia, asistieron unas 1.500 personas, entre ellas unos 600 familiares y allegados de los fallecidos, además de otras autoridades de España, Francia y Alemania.

Se trató de una misa de funeral, que contó también con la participación de representantes de las comunidades protestante, judía y musulmana. La decisión de llevar a cabo una celebración católica provocó polémica en España, donde algunos sectores pidieron un acto solemne de carácter civil y abierto a varias confesiones religiosas.

150 velas

La eucaristía comenzó con cantos religiosos en varios idiomas y una ofrenda de 150 velas por parte de los alumnos de una escuela de Llinars del Vallès, que habían compartido varios días con los 16 estudiantes alemanes fallecidos en el accidente cuando volvían a su ciudad de origen tras ese intercambio en España.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, pronunció una homilía en la que recordó a las víctimas del siniestro aéreo, pero también a las de otras tragedias humanitarias: "Todos llevamos también en nuestro corazón el dolor y plegaria por las víctimas y heridos del terremoto de Nepal y por las víctimas de las pateras en el Mediterráneo", dijo.

Varios idiomas y confesiones

Entre las autoridades españolas estuvieron presentes el presidente del gobierno, Mariano Rajoy; la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente del gobierno de Cataluña, Artur Mas, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; así como varios ministros del Ejecutivo. Por parte de Alemania asistieron el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, y el director general de Germanwings, Thomas Winkelmann. Además, participaron embajadores de países como Reino Unido, EE. UU., Francia, Alemania, Kazajistán, Chile, México y Colombia.

Representantes de varios países pidieron por los fallecidos y por sus familiares, así como por las personas que trabajaron "incansablemente" en las tareas de rescate. Durante la ceremonia, que acabó con tres breves alocuciones de los representantes de las confesiones evangélica, musulmana y judía, se escucharon seis lenguas: español, catalán, francés, alemán, inglés y griego. Al cierre, los reyes Felipe VI y Letizia, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y otras autoridades locales saludaron a los familiares de las víctimas y a los representantes religiosos.

Repatriación

Por otra parte, las autoridades de Cataluña informaron en esta jornada de que los restos mortales de las víctimas españolas podrían empezar a ser repatriados "dentro de un par, máximo tres semanas", según la vicepresidenta de la región, Joana Ortega.

El accidente del pasado 24 de marzo dejó víctimas de una veintena de países, entre ellas 72 de nacionalidad alemana y 51 de nacionalidad española. Según todos los indicios, fue provocado a propósito por el copiloto del avión, un alemán de 27 años, cuando atravesaba los Alpes franceses al hacer el recorrido desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona a Dusseldorf.

RML (dpa, efe)