1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España: presidencia de la UE en momento estratégico

La presidencia de turno de la Unión Europea (UE) que España ejercerá en el primer semestre de 2010 llegará en un momento estratégico para los 27, consideró hoy desde Bruselas el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

La presidencia de España se producirá un año después de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y de la nueva composición del Parlamento Europeo (PE) y de la Comisión Europea (CE), destacó Moratinos en un encuentro informal con periodistas que tuvo lugar en la Representación Permanente de España ante la UE.

El ministro estuvo acompañado por el nuevo secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido -que sustituye en el cargo a Alberto Navarro-, y ambos quisieron remarcar el carácter europeísta del nuevo gobierno socialista.

"Es una gran responsabilidad que nos ha caído", dijo López Garrido en relación a los seis meses en los que España llevará el timón de la UE y durante los cuales los 27 deberán adaptar las nuevas políticas recogidas en el nuevo Tratado.

Los dos mandatarios se reunieron durante todo el día de hoy con altos cargos de las instituciones europeas, como el presidente del Parlamento Europeo, Hans Gert Pottering, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, y el Alto Representante para la Política Exterior, Javier Solana.

Estas reuniones sirvieron para empezar a diseñar el contenido y el calendario de esos seis meses, explicaron. Sin embargo, Moratinos matizó que todavía hace falta aclarar cuáles serán -a partir de la entrada en vigor del texto- las competencias exactas de la presidencia de turno de la UE y las de la nueva presidencia estable del Consejo de la UE, de dos años y medio.

No se trata de que haya competencia entre las dos presidencias, precisó, sino de que cada una tenga su parcela de poder.

Además, no quiso entrar en especulaciones sobre a quién propondrá España para ese nuevo cargo de presidente estable -el nombre del ex premier británico Tony Blair suena a menudo- y para presidente de la Comisión Europea (CE).

En ese sentido, Moratinos confirmó el apoyo para que Solana sea renovado en su cargo, que a partir del Tratado irá asociado al de vicepresidente de la CE.

En ese caso, explicó el ministro, el actual comisario Almunia debería abandonar su cargo, ante la imposibilidad de que en el Ejecutivo comunitario haya dos carteras con la misma nacionalidad.

Pero de todo ese baile de nombres se empezará a hablar durante la presidencia francesa de la UE, a partir del próximo junio, recordó Moratinos. (dpa)