1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España pide 21 años de cárcel para 21 miembros de la Camorra

Veintiún supuestos miembros del clan de la Camorra "Nuvoletta" se enfrentan cada uno a diez años de cárcel por asociación ilícita y blanqueo de capitales mediante actividades inmobiliarias y de hostelería en las Islas Canarias, donde actuaban desde el final de la década de los 90.

Para uno de ellos, Vicenzo Panico, el fiscal solicita además de esa pena otro año y nueve meses de prisión por tenencia ilícita de armas, según el escrito de conclusiones de la Fiscalía Anticorrupción española.

Los acusados, entre ellos Giuseppe Polverino, alias "O Barone", uno de los principales capos de la Camorra en España y extraditado a Italia después de haber sido arrestado en Jerez de la Frontera (Cádiz), sur, en 2012, tendrán que declarar en el juicio que comienza este lunes (25.01.2016) en la Audiencia Nacional.

No lo hará Giuseppe Felaco, conocido como Peppe Nazzaro, ya fallecido y quien llegó a controlar las inversiones de los clanes camorristas en las islas canarias, en especial en Tenerife. Recuerda la fiscalía que el clan "Nuvoletta" ha enviado desde hace años a España a varios de sus representantes para encargarse de sus intereses personales y económicos en este territorio.

Según el fiscal, su principal territorio en Italia es la pequeña ciudad de Marano en Nápoles y a pesar de que sus líderes originarios ya han fallecido o están en la cárcel, mantiene su estructura de funcionamiento similar a la mafia siciliana, con la que mantiene "fuertes vínculos".

Aliado con los subclanes "Nettuno" y "Polverino", el "Nuvoletta" se ha dedicado al tráfico de drogas, sobre todo de hachís desde Marruecos pasando por España para distribuirlo en Italia. En España el clan realizó a finales de la década de los 90 importantes inversiones inmobiliarias, entre ellas la construcción de un complejo turístico en Adeje (Tenerife), denominado Marina Palace.

Un entramado de sociedades -hasta 35 implicadas, según el fiscal- daba cobertura a las inversiones del clan y el blanqueo de capitales a través de la compra de "abundante patrimonio inmobiliario" (efe).