España: Pablo Iglesias asume el control de Podemos | Europa | DW | 15.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España: Pablo Iglesias asume el control de Podemos

El profesor universitario Pablo Iglesias es desde hoy el primer secretario general de Podemos, la formación de izquierdas que con menos de un año de vida ha dinamitado el tablero político de España. Al frente de ella, con un liderazgo incontestable, pretende ganar las elecciones generales en un año. Iglesias, de 36 años, ejerció hasta ahora como líder oficioso del partido que creó en enero junto a otros profesores y politólogos y el cual irrumpió en la escena política española con 1,2 millones de votos y cinco eurodiputados en los comicios europeos de mayo.

Desde hoy lo sostiene el apoyo abrumador de la mayoría de los simpatizantes que participaron en la elección por Internet del secretario general clausurada el viernes a medianoche. Logró algo más de 95.300 sufragios, casi el 90 por ciento de los cerca de 107.500 que se emitieron, y se impuso sobre otros 60 candidatos. El que más apoyos cosechó tras él no llegó a los mil.

"Cuando os insulten, cuando mientan, cuando os difamen, sonreíd porque vamos a ganar", clamó en el abarrotado teatro del centro de Madrid en el que este mediodía fue proclamado secretario general entre aplausos y gritos de "Sí se puede". Iglesias (Madrid, 1978) -con su pelo largo recogido en coleta convertido ya en una de las señas de su carisma- tiene la mente puesta en el Palacio de La Moncloa y ahora cuenta ya con todo el aparato del partido para disputar la carrera contra el conservador Mariano Rajoy y el socialista Pedro Sánchez.

Hace unas semanas, las bases de Podemos votaron abrumadoramente por sus propuestas organizativas, estratégicas y los principios políticos y éticos que él y su equipo presentaron. Ahora, junto a su elección, los simpatizantes respaldaron a todos sus candidatos en los órganos de decisión del partido: los 62 del consejo ciudadano (el comité político) y los diez de la comisión de garantías (el órgano encargado de dirimir los conflictos internos). Este punto le ha valido críticas internas. Los votantes podían apoyar candidaturas completas -él presentó en las suyas tantos nombres como puestos- o marcar los candidatos nombre a nombre entre las distintas listas. Según los críticos, se impulsó así la tendencia a votar las listas en bloque y dificultar la integración.

En diez meses de vida, Podemos se ha consolidado como tercera fuerza política de España, pisando los talones al PP de Rajoy y al PSOE de Sánchez e impulsado por el malestar ciudadano por los casos de corrupción que golpean a los grandes partidos y la gestión que han hecho de la crisis económica desde hace siete años. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS, estatal) situó incluso al partido, heredero del movimiento de los indignados, en primer lugar en intención de voto directa.

"Cuando ganemos las elecciones en noviembre del año próximo empezarán las dificultades de verdad", dijo hoy Iglesias, arropado por Alexis Tsipras, líder de la formación griega Syriza, y de representantes de movimientos de la izquierda latinoamericana. "Sabemos que va a ser difícil pero no tenemos miedo. El miedo lo tienen otros", aseguró el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense ante un auditorio emocionado por momentos, en el que la media de edad se situó en torno a los treinta y tantos. "Podemos no es un experimento político, no tiene que ver con que yo hable bien en la televisión", reivindicó el líder, que se dio a conocer en tertulias políticas con un discurso muy duro hacia las élites, "la casta", sin perder nunca las formas. "Podemos es el resultado del fracaso del régimen, de sus oligarcas y de sus partidos", aseguró. Y será "una escoba para barrer la sociedad de la corrupción", se comprometió. Y en un teatro rendido al que cantó entregado el "Todo cambia" de Mercedes Sosa proclamó poéticamente: "El miedo está cambiando de bando, la sonrisa está cambiando de bando" (dpa).