España: inflación crece, PIB retrocede | Europa | DW | 30.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España: inflación crece, PIB retrocede

La inflación española creció tres décimas en mayo y se situó en el 1,7 por ciento en términos interanuales, debido principalmente a un incremento en los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, según cifras provisionales publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en Madrid.

El índice de precios de consumo (IPC) se había situado en el 1,4 por ciento en abril en términos interanuales, en lo que había sido su nivel más bajo en tres años. Mientras, la tasa intermensual creció un 0,2 por ciento en mayo con respecto a abril.

Así, la economía española retrocedió un 0,5 por ciento en el primer trimestre del año, por séptimo trimestre consecutivo, si bien frenó su ritmo de caída respecto a los tres meses anteriores, según confirmó el INE. En términos interanuales, la caída del producto interno bruto (PIB) fue del 2,0 por ciento, como consecuencia de un retroceso de la demanda nacional del 4,9 por ciento y una contribución positiva del sector exterior de la economía en 2,9 puntos, afirmó el INE, al confirmar las estimaciones publicadas el 30 de abril.

En el último trimestre de 2012, el retroceso en el PIB frente a los tres meses anteriores había sido algo mayor, del 0,8 por ciento. Los expertos de la agencia estadística estatal atribuyeron la ralentización del descenso de la economía en el primer trimestre de 2013 al menor retroceso del consumo de los hogares y de la inversión empresarial.

El consumo de los hogares cayó un 0,4 por ciento entre enero y marzo, frente al 1,9 por ciento del último trimestre de 2012, mientras que las inversiones empresariales se redujeron un 1,1 por ciento, frente al 3,9 por ciento del trimestre anterior. Mientras, el gasto público descendió un 1,2 por ciento en comparación con el trimestre anterior y un 4,3 por ciento frente al año anterior, como consecuencia del recorte de gastos practicado por el gobierno de Mariano Rajoy ante la persistente crisis económica.

El gobierno prevé que la economía española caiga un 1,3 por ciento en todo 2013 y que vuelva a crecer moderadamente en 2014, en un 0,5 por ciento, según las previsiones corregidas a la baja en abril. 

El INE publicará cifras definitivas el 12 de junio que, de confirmarse, supondrían el fin de la tendencia bajista de la inflación de los últimos meses. El IPC armonizado calculado para fines estadísticos de la Unión Europea se situó en mayo en el 1,8 por ciento, también tres décimas más que el registrado el mes anterior.