1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España endurecerá medidas para frenar "avalancha" de indocumentados

España endurecerá las medidas contra la inmigración ilegal ampliando el plazo máximo de internamiento de los extranjeros que entren en el país de forma irregular para facilitar así su expulsión, anunció hoy el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En declaraciones a la cadena radiofónica SER, Rubalcaba defendió una polémica directiva sobre esta materia que actualmente debaten los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) pero que en la víspera no encontró en Bruselas la mayoría necesaria para salir adelante en el primer intento.

"Es una de las decisiones más duras", reconoció el ministro. "Pero tenemos que ser así porque si somos laxos con la inmigración ilegal, la avalancha no hay quien la pare", añadió.

Actualmente, los indocumentados pueden ser retenidos en España durante 40 días mientras se tramita su expulsión. Pero ese plazo muchas veces no es suficiente para cumplir con todos los requisitos legales, por lo que los inmigrantes clandestinos suelen ser puestos en libertad con una carta de expulsión que no les permite trabajar en el país.

La idea de España es ampliar ese plazo, si bien Rubalcaba no reveló en cuánto. La directiva de la UE que se discute actualmente permite retener a los indocumentados un máximo de seis meses hasta su repatriación.

"Eso no quiere decir que España vaya a utilizar los seis meses, aunque debido a los obstáculos que nos encontramos, sí que ampliaremos el plazo de 40 días que tenemos a día de hoy", explicó el ministro.

Rubalcaba aseguró que "no habrá un recorte de los derechos de los inmigrantes". Reconoció, no obstante, que la expulsión es un proceso "muy doloroso" en el que "todo el mundo -en referencia a los extranjeros y a los países de origen- arrastra los pies".

El objetivo de la nueva norma planteada por la UE, rechazada por organizaciones humanitarias, es armonizar los procedimientos que siguen los Estados miembros en la expulsión de inmigrantes irregulares, ya que en la actualidad cada país puede hacer lo que quiera y aplicar los plazos que considere oportunos.

Así, en el Reino Unido, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Grecia, Irlanda, Malta, Holanda y Suecia los extranjeros sin papeles pueden ser retenidos de forma ilimitada. España tiene uno de los plazos más reducidos, superada sólo por Francia y Chipre, con 32 días.

En el caso de España, los inmigrantes ilegales, que muchas veces se deshacen de sus pasaportes, son primero internados en centros de acogida bajo tutela judicial para poder ser identificados. Una vez que eso se logra, las autoridades se ponen en contacto con el país de origen, que verifica los datos y luego prepara todos los papeles para permitir la repatriación. (dpa)