1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España en riesgo de entrar en recesión este año

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que admitir hoy la posibilidad de que España entre en recesión este año, después de que la economía del país se haya contraído un 0,2 por ciento en el tercer trimestre del año.

Hay "riesgo" de que el año 2008 cierre en recesión económica, manifestó el vicepresidente segundo del Ejecutivo y ministro de Economía, Pedro Solbes, horas después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmase hoy lo que ya había avanzado: que la economía española decreció por primera vez en 15 años y que el crecimiento interanual se situó en el 0,9 por ciento en el tercer trimestre, con una pérdida de 145.700 empleos.

Los datos del crecimiento del PIB en el cuarto trimestre del año "no son mejores que los del tercero, son parecidos", manifestó Solbes en el Congreso de los Diputados. "Hay un riesgo de recesión", indicó Solbes, quien también anticipó que el déficit público de 2008 se situará en torno al 3 por ciento. El secretario de Estado de Hacienda, David Vergara, había apuntado ya a la posibilidad de una recesión tras la publicación de los datos del INE. "No es descartable que esta situación se produzca", dijo.

El consumo se ha frenado fuertemente en el país y la caída de la inversión se ha agravado. Además, los países europeos a los que España destina el 70 por ciento de sus exportaciones no están teniendo un comportamiento expansivo, factor que podría contribuir según Vergara a un segundo trimestre consecutivo de crecimiento negativo. Además, las previsiones económicas de la OCDE para 2009 conocidas hoy apuntan a que el PIB español caerá un 0,9 por ciento, poniendo fin a la "fuerte expansión" de los últimos 14 años. En junio, la OCDE había previsto un crecimiento del 1,1 por ciento para España el próximo año.

El gobierno español, no obstante, mantiene su previsión de crecimiento del 1 por ciento para 2009, una previsión sobre la que ha basado los Presupuestos Generales del Estado que están en trámites de aprobación en el Parlamento. Entretanto, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, advirtió hoy que la crisis financiera internacional "lleva a revisar necesariamente a la baja las perspectivas de crecimiento" y admitió que la previsión de crecimiento del 1 por ciento para el próximo año está ya "desfasada". Además pronosticó que "en menos de un año", España va a pasar "de un superávit del 2 por ciento del PIB a un déficit que podría aproximarse al 3 por ciento".