España en alerta ante el primer contagio de ébola | El Mundo | DW | 07.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

España en alerta ante el primer contagio de ébola

Tras confirmarse el primer caso de contagio por ébola fuera de África, España investiga los fallos de seguridad en el hospital madrileño Carlos III. El marido de la enfermera infectada permanece aislado.

La ministra de Sanidad española, Ana Mato, aseguró que "se están tomando todas y cada una de las medidas para dar la mejor atención a la paciente y para garantizar la seguridad del personal que la atienda y el de toda la población“. Pocas horas después de que saltase la alarma en el hospital madrileño Carlos III, el personal sanitario del centro denunció que los trajes utilizados durante el tratamiento de los religiosos que habían contraído ébola en África no cumplían los requirimientos de seguridad necesarios en estos casos.

La ministra, por su parte, afirmó que se habían seguido todos los protocolos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aprovechó para lanzar un mensaje de tranquilidad a la población.

Reacción de Obama

En EE.UU., el presidente Barack Obama reaccionó anunciando nuevas medidas para controlar a los pasajeros que vuelen a territorio estadounidense procedentes de los países africanos afectados por el brote de ébola. A raíz de la noticia del primer caso de ébola fuera de África diagnosticado en el hospital español Carlos III, Obama aseguró que implementarán nuevos protocolos para que haya controles adicionales a pasajeros tanto en los países de origen como en los aeropuertos de EEUU.

A pesar de la alarma social que están creando estos nuevos contagios, el presidente dijo que no están considerando prohibir la entrada a las personas procedentes de los países africanos afectados por la epidemia. Por el momento, uno de los cinco americanos afectados por el virus, Thomas Eric Duncan, permanece ingresado en un hospital de Dallas desde hace algo más de una semana.

Durante su declaración, Obama hizo un llamamiento a la calma y aseguró que las probabilidades de que surja un brote de la epidemia en territorio americano son muy bajas. En lo referente al caso diagnosticado en el hospital español Carlos III, el presidente sugirió que algunos países no estaban tomando medidas suficientes para evitar los contagios.

Al mismo tiempo, el quinto estadounidense infectado en Liberia, Ashoka Mukpo, aterrizó en un avión privado en Omaha y fue trasladado inmediatamente al Nebraska Medical Center.

Según los datos oficiales, el brote de ébola ha acabado ya con la vida de 3.439 personas.

JC (EFE, El País, Reuters)