1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España: el PSOE no apoya a Rajoy y aboga por un "cambio"

Pedro Sánchez, líder de los socialistas, rechazó hoy apoyar la investidura de Mariano Rajoy y abogó por un Gobierno "de cambio" tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

Pedro Sánchez trasladó su decisión al actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en una reunión de 45 minutos que ambos mantuvieron hoy (23.04.2015) en el palacio presidencial de La Moncloa. El encuentro, marcado por la frialdad mostrada por ambos líderes ante los medios de comunicación, tuvo lugar en el marco de la ronda de contactos iniciada por Rajoy para tratar de alcanzar acuerdos, con el fin de formar Gobierno en España.

"No vamos a apoyar la continuidad de Rajoy ni del Partido Popular al frente del Gobierno" dijo Sánchez, tras la reunión con Rajoy. "El Partido Socialista va a explorar todas las opciones para que haya un Gobierno de cambio", añadió. El PSOE dejará que sea la fuerza más votada, el PP, la que trate de formar Gobierno. Si lo consigue, los socialistas se mantendrán en la oposición. Pero, si finalmente Rajoy fracasa en su reto, Sánchez no descarta un Gobierno alternativo progresista. "El compromiso es que España tenga un Gobierno y se garantice la pluralidad expresada por los electores", apuntó el líder socialista.

Incertidumbre política

Mariano Rajoy anunció ya en la noche electoral su intención de formar un Gobierno estable, tras no haber conseguido la mayoría absoluta en las urnas. Su partido, el más votado, obtuvo 123 escaños de los 350 que tiene el Congreso de los Diputados. En segundo lugar quedó el PSOE (90 escaños), seguido de Podemos (69) y Ciudadanos (40). En su cuenta de Twitter, Mariano Rajoy escribió hoy: "Reunión con Pedro Sánchez. Apuesto por el diálogo para formar un Gobierno estable que dé certidumbre a los españoles".

Esas intenciones dialogantes del presidente del Gobierno español no le han valido para convencer a Sánchez. Según fuentes de la agencia de noticias Efe, después del encuentro, Rajoy consideró que la actitud del líder socialista impidió que en la reunión de hoy se hablara de los asuntos que interesan realmente a los españoles.

El rechazo socialista de hoy a Rajoy hace prácticamente inviable su reelección como presidente del Gobierno y tambiénj que su partido consiga apoyos para formar un nuevo Ejecutivo. Con el "no" de Sánchez sobre la mesa, Rajoy ha comenzado ya una nueva ronda de contactos para tratar de buscar una solución a la incertidumbre política del país. Por primera vez en casi 40 años, cuatro grandes grupos conforman el Parlamento español, dominado hasta ahora por el PP y el PSOE. Para revalidar su cargo, Rajoy necesita la abstención del PSOE y de Ciudadanos en su investidura. Ciudadanos, un partido emergente de centro-derecha, dijo desde el primer momento que dejaría gobernar al PP, pero el PSOE se mantiene firme en su negativa, lo que complica los planes de Rajoy.

MS (dpa/efe)

DW recomienda