1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España dice que relaciones con Venezuela no se han alterado

España quiso conocer hoy el alcance del anuncio de Hugo Chávez, que aseguró que 'congela' las relaciones bilaterales hasta que el rey Juan Carlos no le pida perdón, y un encuentro con el embajador venezolano sirvió a Madrid para constatar que las relaciones no han sufrido alteraciones.

El embajador de Venezuela, Alfredo Toro, aseguró, tras reunirse con la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, que las relaciones bilaterales 'tienen un futuro común más allá de los altibajos'.

Según fuentes del Ministerio de Exteriores, el encuentro, celebrado a instancias de Jiménez, que llamó al diplomático para hablar tras las declaraciones de Chávez el domingo, sirvió al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para constatar que las relaciones no se han alterado.

'Al oír las declaraciones del presidente Chávez, con toda normalidad me puse en contacto con el embajador de Venezuela para conversar con él y preguntarle si esto podía alterar en algún momento las relaciones bilaterales, que mantenemos en este momento con toda normalidad', dijo Jiménez.

El domingo, al hablar de la congelación de las relaciones con Colombia, Chávez comparó la situación con España y dijo: 'Es como el caso de España, pues. Hasta que el rey de España no se disculpe, yo congelo las relaciones con España, porque aquí hay dignidad... dignidad'.

'No hay ningún elemento que nos haga pensar que se produce algún tipo de situación que altere la relación entre España y Venezuela', indicó Jiménez antes de la reunión con Toro, ya que hasta el momento no ha ocurrido 'ninguna alteración de las relaciones', que siguen funcionando en el plano diplomático y en el económico.

De forma similar se expresó el secretario de Estado de Exteriores, Bernardino León, quien en declaraciones a una emisora de televisión española subrayó que Chávez 'no ha dicho que haya una suspensión de relaciones' y el gobierno español tampoco cree que ése 'vaya a ser el caso'.

España considera que en las declaraciones de Chávez 'no hay nada nuevo' y las enmarca en la 'serie reiterada de declaraciones' que lleva haciendo desde la clausura de la cumbre de Chile.

Aquel día, Chávez llamó 'fascista' al ex presidente del gobierno español José María Aznar e interrumpió reiteradamente al actual jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, lo que provocó una airada intervención del rey de España, que espetó al mandatario venezolano: '¡Por qué no te callas!'.

Los españoles aprueban mayoritariamente la actitud del rey y del presidente del gobierno con Chávez, según la primera encuesta sobre el tema, que fue difundida hoy por la Cadena Ser. Los encuestados por el Instituto Opina adjudicaron al monarca un 7,4 de nota sobre diez y un 6,9 a Zapatero por su defensa del ex jefe del Ejecutivo Aznar.

Desde el incidente, el gobierno español de Zapatero ha evitado enfrentarse a Chávez, que no ha dejado de criticar e ironizar sobre el rey. El Partido Popular (PP), el principal de la oposición española, exige al Ejecutivo que llame a consultas al embajador español en Caracas como protesta por la actitud de Chávez, que los analistas encuadran en una campaña interna de cara al próximo referéndum sobre la reforma constitucional en Venezuela.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reiteró hoy el 'pleno apoyo' de su partido al rey Juan Carlos, tras las últimas declaraciones de Chávez respecto a la congelación de las relaciones.

'No estamos ante nuevas provocaciones, ni tendría sentido ir a una escalada. Estamos en la estela del mismo incidente. Ocurrió en su momento, y el gobierno lo que no va a hacer es agravarlo, salvo que sucediera algo nuevo. No nos parece que sea el caso', indicó hoy en ese sentido el secretario de Estado de Exteriores. (dpa)