1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España descarta atentado tras robo de un camión de reparto de gas en Barcelona

Tras una persecución policial digna de película, el "conductor fantasma" −de quien se dijo que padece un trastorno mental− fue detenido y las autoridades descartaron un intento de atentado similar a los de Niza y Berlín.

El robo de un camión de reparto de butano y su posterior conducción temeraria por las calles de Barcelona causó alarma en España este martes (21.02.2017). Pero "no se ha tratado de ningún acto terrorista", confirmó a través de Twitter el ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido, quien agrego que el detenido "tiene antecedentes psiquiátricos".

El hombre de 32 años y nacionalidad sueca podría tener "algún tipo de desequilibrio" mental o haber actuado bajo el efecto de sustancias estupefacientes, informaron por su parte, en rueda de prensa, los Mossos d'Esquadra, la Policía de Cataluña.  Se desconoce, de momento, si es residente en España o turista.

En el reconocimiento médico practicado tras la detención se comprobó que, en efecto, el arrestado sufre un trastorno mental, por lo que fue llevado a un psiquiátrico de Barcelona. Eso sí, no pudo ser interrogado, pues hizo comprender que no sabe hablar ni castellano, ni catalán ni inglés.

"No tenemos ningún indicio razonable que nos haga pensar que estamos ante una acción terrorista", destacó Joan Carles Molinero, comisario jefe del cuerpo de seguridad catalán, tras relatar los pormenores del arresto ante la prensa.

Con "una actitud extraña"

Todo comenzó sobre las 11 horas (local), cuando se detectó que el vehículo circulaba a gran velocidad y con "una actitud extraña" por algunas vías de la capital de la región de Cataluña, la segunda ciudad más importante de España tras Madrid.

Finalmente se estampó contra uno de los laterales de la ronda, quedando el camión inutilizado. (Reuters/A. Gea)

Finalmente "se estampó contra uno de los laterales de la ronda, quedando el camión inutilizado".

El suceso hizo saltar las alarmas. El detenido había robado el camión, cargado de bombonas de butano o pipetas de gas, aprovechando que el responsable del vehículo estaba en plena tarea de reparto. 

Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona trataron de detener el vehículo en varias ocasiones, pero el conductor hizo "caso omiso", según informaron. En su huida, el camión perdió la mitad de su carga, que quedó dispersa por distintas partes de la ciudad. Las bombonas de butano impactaron contra otros vehículos a medida que caían. Una de ellas incluso hirió a una mujer brasileña en las piernas. 

A velocidad excesiva, cargado de material infamable

Los agentes "consiguieron adelantarse al vehículo para intentar pararlo y efectuaron varios disparos a las ruedas, pero el camión continuó su huida", señaló Molinero. Perseguido por varios vehículos policiales, el camión llegó a recorrer unos 60 metros de la Ronda Litoral de Barcelona, una de las vías más importantes de la ciudad, que discurre paralela a la costa.

Finalmente "se estampó contra uno de los laterales de la ronda, quedando el camión inutilizado". Fue entonces cuando el conductor fue detenido. Tras darle el alto, los agentes dispararon varias veces de forma intimidatoria. El hombre no llevaba ningún tipo de arma. 

Sin embargo, los Mossos d'Esquadra insistieron en la "peligrosidad" que suponía "un camión circulando con velocidad excesiva, cargado de material infamable y no atendiendo a las indicaciones policiales": "Hay que destacar que durante su conducción temeraria no esquivó ningún vehículo, sino que eran los vehículos los que iban esquivando al camión para no impactar contra él", aseguraron.

RML (efe, dpa)

DW recomienda