España crece en la Bundesliga | Deportes | DW | 11.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

España crece en la Bundesliga

Es un fenómeno curioso: precisamente cuando Alemania se convierte en campeona del mundo y modelo a seguir del fútbol internacional, la Bundesliga tiene la más alta cuota de jugadores españoles en su historia.

Nunca antes el balompié alemán había tenido tantos futbolistas españoles en su campeonato como en la temporada que está por comenzar (8), y ello coincide con un momento histórico muy particular pues precisamente en este verano, cuando Alemania llega a la cima del fútbol mundial, la Bundesliga incrementa en sus equipos la cuota de España, la potencia a la que derrocó.

Crónica migratoria

Durante 40 años Alemania jugó al fútbol sin tener a un solo español vistiendo el uniforme de sus equipos. La historia cambió cuando en Hannover el entrenador Ralf Ragnick decidió darle a su plantilla “un toque diferente” y en julio del 2002 fichó a tres futbolistas del Deportivo La Coruña: JaimeSánchez, José Manuel Colmenero, y Fernando Sánchez.

Los precursores españoles en Alemania no permanecerían mucho tiempo, apenas una temporada. Solo Jaime Sánchez, en el 2004, lo volvería a intentar en suelo alemán, pero tras seis meses se marchó para no volver. En el verano del 2008, cuando España se alzó con la Eurocopa en Austria, la Bundesliga tenía unicamente a un jugador con pasaporte del nuevo campeón continental, Francisco Copado, pero él había sido formado en Alemania, su país de nacimiento.

La victoria española en el Mundial de Sudáfrica 2010 le dio un nuevo impulso a las contrataciones de futbolistas ibéricos en la Bundesliga y siguiendo el ejemplo del Hannover el Schalke, casi una decada después, adquirió los servicios de otro trío: José Manuel Jurado, Sergio Escudero y la superestrella Raúl, quien pese a estar ya en camino al retiro consiguió lo que sus dos jóvenes compatriotas y colegas de equipo no pudieron: destacar, deslumbrar y conquistar a la afición.

Raúl triunfó en el Schalke, donde estuvo dos temporadas.

Raúl triunfó en el Schalke, donde estuvo dos temporadas.

El Schalke fue un caso único durante dos años, hasta el 2012, cuando la defensa del título europeo le abrió la puerta de la Bundesliga a nuevos jugadores españoles: Gladbach trajo al central Álvaro Domínguez, Hoffenheim y Leverkusen adquirieron a los canteranos del Real Madrid Joselú y Daniel Carvajal, Bayern contrató a Javi Martínez, Escudero permanecería en Alemania y Juanan ascendería con Düsserldorf a la primera división.

Múnich de Castilla

En el 2013, pese a que dos clubes alemanes dominaron la escena del fútbol internacional (Dortmund y Bayern disputando la final de la Champions League), la Bundesliga mantuvo el récord de participación española de seis jugadores en su campeonato alcanzado la temporada anterior, e incluso registró como novedad al primer entrenador de ese país en su medio siglo de existencia: Pep Guardiola.

Un año más tarde la temporada alemana ha conseguido una nueva marca y gracias a la llegada al Stuttgart de Oriol Romeu, al Bremen de Alejandro Galvez, y al Bayern del defensor Juan Bernat y el portero Pepe Reina empezará con tantos futbolistas españoles como nunca antes, ocho, que con un valor estimado en 32 millones de euros representan después de Polonia, Austria y Francia, la cuarta más costosa nacionalidad entre los jugadores extranjeros en Alemania.

Ya con la selección alemana ostentando el título obtenido en Brasil 2014, no deja de llamar la atención que precisamente el club con más campeones del mundo en sus filas, el Bayern Múnich, haya optado por duplicar el número de futbolistas españoles en su plantilla (4), lo que lo convierte en el equipo que tiene bajo contrato al 50 por ciento de todos los jugadores de ese país activos en la Bundesliga.

El defensor Juan Bernat y el arquero Pepe Reina (foto titular) son las dos nuevas contrataciones españolas del Bayern.

El defensor Juan Bernat y el arquero Pepe Reina (foto titular) son las dos nuevas contrataciones españolas del Bayern.

Allí la mitad de los fichajes realizados por el entrenador Pep Guardiola han sido de españoles, y él mismo ha dejado entrever que en el futuro cercano dos de sus compatriotas tendrán un papel clave en el equipo: Javi Martínez como líder de la defensa, y Thiago Alcántara, una vez se haya recuperado plenamente de su lesión, como jefe del juego creativo.

Pero en Múnich el Bayern no es el único equipo cuya “españolización” se ha acelerado en los últimos meses. El 1860, que juega en la segunda división, contrató para que le maneje el mediocampo esta temporada a dos exjugadores del Barcelona B (Edu Bedia e Ilie Sánchez), quienes se suman como novedades al portero hispano alemán Stefan Ortega, llegando al equipo del cual, hasta hace apenas una semana, era capitán su compatriota Guillermo Vallori.

Pero mientras esto ocurre en la Bundesliga, en la Primera División de España la demanda de jugadores campeones del mundo ha aumentado. Al Real Madrid, donde ya se encuentra Sami Khedira, ha llegado Toni Kroos, a quien el Bayern no quizo retener. El Valencia, por su parte, firmó por cinco temporadas a Skhodran Mustafi, defensor central que estuvo en Brasil 2014.