España: conductor de tren siniestrado hablaba por teléfono cuando descarriló | Europa | DW | 30.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España: conductor de tren siniestrado hablaba por teléfono cuando descarriló

El maquinista del tren que descarriló en Santiago de Compostela, causando la muerte a 79 personas, hablaba por teléfono con personal de Renfe cuando el convoy descarriló, según arrojan las cajas negras.

Mientras el conductor hablaba por teléfono con un miembro del personal de Renfe, "que parece ser un controlador", el tren iba a 192 kilómetros por hora en un tramo en el que la velocidad máxima permitida es de 80, informó el Tribunal Superior de Justicia de Galicia en base al contenido de las cajas negras, abiertas este martes (30.07.2013).

Poco antes del descarrilamiento, el conductor recibió una llamada de Renfe -el operador público de los ferrocarriles españoles- para indicarle el camino que debía tomar desde Santiago hacia Ferrol, el destino del tren, que había partido horas antes de Madrid. De la conversación y el ruido de fondo parece que consulta algún plano o documento. Luego, en los segundos previos al siniestro, el conductor activó el freno y el tren descarriló en una curva muy cerrada situada a apenas cuatro kilómetros de la estación de Santiago de Compostela, cuando el convoy circulaba ya a 153 kilómetros por hora, precisó el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Estos primeros datos de las dos cajas negras explican incógnitas que quedaron abiertas cuando el maquinista admitió al juez, el pasado domingo, haber sufrido un "despiste" que lo llevó a tomar a 190 kilómetros por hora la curva en la que descarriló el tren. Según explicó entonces Francisco José Garzón, de 52 años, ese despiste lo llevó a no saber en qué tramo se encontraba. El juez, que ese día lo dejó libre con cargos, le atribuye 79 delitos de homicidio y "una pluralidad" de delitos de lesiones "por imprudencia profesional".

Las informaciones ofrecidas hasta ahora por la corte son aún provisionales. Las definitivas llegarán con el informe que la policía judicial debe realizar y remitir al juez. Los datos de las dos cajas negras del tren se volcaron en una computadora para que sean estudiados por la policía. De ellas se extrajeron datos técnicos y de voz. Según fuentes próximas a la investigación se hizo también una transcripción de las conversaciones y se realizaron varias copias de seguridad del contenido

Entretanto, los heridos ingresados van recuperándose. En los hospitales gallegos quedaban aún 66 personas hospitalizadas, 15 de ellas en estado crítico, de ellas un niño, según informaron las autoridades sanitarias de Galicia.

rml (dpa, El País)