1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

España borró del mapa a Alemania

La final puramente madrileña de la Champions League, que repite la disputada hace dos años, entregará por tercera vez consecutiva a un campeón español. ¿Qué ha pasado con los clubes de Alemania?

Los inicios de la segunda década del siglo XXI hicieron soñar a los aficionados de la Bundesliga con un ascenso jerárquico en el fútbol de Europa. Los resultados de sus clubes en la Champions League permitieron pensar que los alemanes llegarían a dominar la escena continental. Hoy, cuando apenas discurre la segunda mitad de ese periodo de tiempo, es evidente que el terreno ganado se ha perdido estrepitosamente ante los españoles, verdaderos dominadores del balompié europeo.

Los años dorados

“Esto es una prueba de los progresos de la Bundesliga”, dijo Mats Hummels, mientras el entrenador Jürgen Klopp comentó la noticia diciendo “el fútbol alemán está mostrando los colmillos con los que va a morder a sus rivales”. Estas entusiastas declaraciones fueron generadas por la temprana clasificación de tres equipos alemanes a los octavos de final de la Champions League 2012-2013, algo que en la historia del torneo había sucedido en apenas una única ocasión (20014-2005).

En la temporada 2012-2013 la Bundesliga había conseguido arrancar con una plaza adicional en la Champions League, donde a partir de entonces tendría cuatro equipos representándola (tres clasificados directamente, el cuarto en eliminatorias). En ese mismo año la final de la competencia sería netamente alemana.

En el estadio de Wembley se enfrentarían el Dortmund contra el Bayern. Ese fue el mejor momento del fútbol de la Bundesliga, que por tercera vez en cuatro años estaba representada en la final pues ya había tenido allí en el 2010 y el 2012 al prestigioso club de Múnich. Además, Alemania, en el escalafón quinquenal de la UEFA, rebasó a Italia e Inglaterra para llegar a convertirse en la segunda liga más poderosa de Europa, la que amenazaba seriamente derrocar a la Primera División española, cuya ventaja se había reducido a muy pocos puntos.

En la final de la Champions League 2013, el fútbol alemán alcanzó una cumbre que cada vez luce más distante.

En la final de la Champions League 2013, el fútbol alemán alcanzó una cumbre que cada vez luce más distante.

La opresión española

La dicha, sin embargo, acabaría rápidamente. En el 2014, 2015 y 2016 los clubes alemanes serían eliminados consecutivamente por equipos españoles. Real Madrid eliminaría en el 2014 tanto al Schalke, como al Dortmund y al Bayern, y en el 2016 al Wolfsburgo; Barcelona en el 2015 al Bayern; y Atlético Madrid en el 2015 al Leverkusen y el 2016 al Bayern.

La supremacía de España ha sido tan evidente en esos años, que en los cuartos de final de la Champions League siempre ha tenido tres equipos entre los mejores ocho del continente. Además, en las semifinales, la Primera División lleva tres temporadas con dos representantes suyos en esa instancia, lo que ha permitido dos finales exclusivamente españolas entre 2014 y 2016.

Pero no solo a nivel de clubes los españoles han puesto sus condiciones; también en materia de jugadores. En cada uno de los tres años recientes, solo un alemán ha estado participando en la final de la Champions League: Sami Khedira (2014, Real Madrid), Marc André ter Stegen (2015, Barcelona), y Toni Kroos (2016, Real Madrid). Los goleadores de la más famosa competición europea también vienen de la Primera División: Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, y Neymar.

El apabullante dominio español no se limita a la Champions League. Desde el 2009, cuando la Copa UEFA pasó a ser la Liga de Europa, solo dos equipos no españoles han conquistado el trofeo: FC Porto, y Chelsea. Los demás han sido para el Atlético Madrid y el Sevilla, club que lleva tres temporadas en serie como campeón de un torneo en el que recientemente los alemanes lo más lejos que han llegado es la fase de cuartos de final, en el 2015 con el Wolfsburgo, en el 2016 con Dortmund.

En la Champions League son las mujeres las que están sacando la cara por Alemania. En la versión femenina del torneo continental de clubes disputados esta década, solo el Olímpico de Lyon ha logrado arrebatarles la victoria a equipos de la Bundesliga. Las chicas de Fráncfort (2015), Postdam (2010), y especialmente las de Wolfsburgo (2013, 2014, finalista en 2016), le han dado los trofeos y la supremacía al fútbol alemán que los hombres han perdido en Europa ante España.

DW recomienda