España: aumenta el “riesgo-país” | Economía | DW | 18.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

España: aumenta el “riesgo-país”

La prima de riesgo de España cerró a 366 puntos, rozando los máximos históricos de la semana pasada, mientras la tasa de interés de los bonos nacionales de deuda se colocó en los niveles más altos en 14 años.

Bildmontage aus einem spanischem Börsenindex und Ministerpräsident Jose Luis Rodriguez Zapatero --- DW-Grafik: Peter Steinmetz 2010_02_16-Wirtschaftskrise-Spanien

Las finanza no dan tregua al gobierno español.

Después de los 337 puntos a los que cerró el viernes, la prima conocida también como riesgo-país comenzó la semana al alza y fue aumentando a lo largo de la jornada, hasta llegar a los 372 puntos en algunos momentos de la tarde, para cerrar en 366 puntos. Por su parte, la rentabilidad del bono de deuda español a diez años creció hasta el 6,31 por ciento, nivel que no alcanzaba desde agosto de 1997.

Con el comienzo de la semana, también se incrementaron las tasas de riesgo-país de otros miembros de la eurozona fuertemente afectados por la crisis económica como la de Grecia, que creció a 1.548 puntos básicos; Irlanda, a 1.140; Portugal a 1.004; y la de Italia, a 338.

En abril de 2010, la prima de riesgo española se situaba en apenas 70 puntos. El deterioro ha sido entretanto notable. El riesgo-país de España alcanzó el martes de la semana pasada máximos históricos de 375 puntos, en medio de la inseguridad en los mercados europeos por las dudas en torno a un segundo rescate a Grecia y la incertidumbre sobre la economía italiana.

Alemania se toma como referencia

La prima de riesgo mide el sobreprecio que exigen los inversores por comprar bonos de deuda de un país frente a los bonos alemanes, cuya cotización se utiliza como referencia al ser considerados los más seguros y resistentes a las oscilaciones del mercado. En momentos de incertidumbre en los mercados, los bonos alemanes son considerados un refugio para el inversor, ante la confianza en que las arcas estatales serán capaces de reembolsar el capital invertido.

La prima de riesgo se mide en base a la diferencia en la rentabilidad de los bonos de deuda con vencimiento a diez años. Ante la fuerte demanda registrada, los bonos alemanes a diez años fijaron su interés nominal en su última subasta de enero en un 2,5 por ciento, lo cual quiere decir que los tenedores de bonos recibirán anualmente 2,5 euros por cada 100 euros invertidos, hasta obtener de vuelta después de diez años todo el capital invertido.

En el caso de Portugal, por ejemplo, los bonos se cotizan en torno al 12 por ciento. El interés es más atractivo para el inversor, pero conlleva el riesgo de que Lisboa sea incapaz de reembolsar el capital invertido, por insolvencia del país golpeado por la crisis. Los bonos portugueses fueron rebajados este mes a la categoría de "bonos basura" por la calificadora de riesgo Moody's.

El cálculo

En España, la cotización de los bonos soberanos en los mercados secundarios de deuda superó el 6,3 por ciento de interés, lo que comparado con el 2,5 por ciento alemán supone una diferencia de 3,7 puntos porcentuales, equivalente a una tasa de riesgo de 370 puntos básicos.

La diferencia en la rentabilidad de los bonos hace que España deba pagar una cantidad mucho mayor que Alemania para acceder a financiación en los mercados de deuda. (dpa)

DW recomienda