1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

España aprueba la extradición del "médico" de las FARC

Héctor Albeidis Arboleda fue detenido en 2015 acusado de practicar cientos de abortos forzados a guerrilleras que, en muchos casos, habían sido violadas.

Spanien Festnahme von Hector Albeidis Arboleda Buitrago der Farc-Guerilla (picture alliance/dpa/Spanish National Police Department)

Detención de Héctor Arboleda en diciembre de 2015.

El Gobierno español ha aprobado este viernes la extradición a Colombia de Héctor Albeidis Arboleda, acusado de 300 abortos forzados a guerrilleras, muchas menores y con embarazos de hasta ocho meses, en medio de la selva y sin anestesia. Los tribunales ya habían aprobado la medida el pasado 2 de diciembre contra Arboleda, "con doble nacionalidad colombiana y española, que se encuentra actualmente en prisión provisional", especifican las autoridades españolas. Será juzgado por homicidio, homicidio en grado de tentativa, aborto sin consentimiento y asociación ilícita.

Dicho "enfermero", es sospechoso de haber practicado entre 1998 y 2004 numerosos abortos forzados y en condiciones infrahumanas a cientos de guerrilleras indígenas menores de edad, muchas de ellas violadas por sus superiores. Estas mujeres eran obligadas a abortar bajo la amenaza de ser fusiladas y algunas de ellas fallecieron poco después al no recibir los tratamientos adecuados.

Algunas operaciones se hacían en cuartos de hotel en camillas "amarradas con plásticos de llantas" o en el mismo suelo sobre plásticos cubiertos con hojas, donde "a las mujeres se les practicaban los abortos, una detrás de otra, sin siquiera limpiar la sangre de las que ya habían abortado". El relato de los hechos, elaborado a partir de las declaraciones de víctimas y testigos, deja historias "escalofriantes", según la Audiencia Nacional española. Especialmente por la forma en que eran desechados los fetos.

Albeidis, de 41 años, tiene una enfermedad degenerativa y salió de su país en 2005 para pedir asilo en España, que le fue denegado, aunque años después obtuvo la nacionalidad española. En 2015 se le detuvo en Madrid y fue puesto luego en libertad en espera de la vista de extradición, pero, una vez que la Audiencia Nacional accedió a su entrega, se le volvió a detener para evitar que se fugara.

LGC (EFE/Moncloa.es)

DW recomienda