1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

España aguantará ''todo lo necesario'' en la crisis con Venezuela

Pese a la escalada verbal del presidente Hugo Chávez, el gobierno de España descarta de momento responder con gestos más contundentes hacia Venezuela y aguantará 'todo lo necesario' en la crisis diplomática entre ambos países, anunció hoy el ministro español de Relaciones Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

En un encuentro informativo celebrado en Madrid, el ministro enfatizó que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero aguantará 'todo lo necesario' sin llamar a consultas a su embajador en

Venezuela, Dámaso de Lario, y sin adoptar ninguna otra medida de protesta que pueda tener consecuencias negativas para las empresas españolas radicadas en ese país o los 300.000 compatriotas que residen allí.

Más que gestos de protesta, como reclama con insistencia la oposición española, son necesarias gestiones para reconstruir la relación con Venezuela y por ello 'lo último que debe hacerse' es llamar a consultas al embajador, aseveró el canciller.

El jefe de la diplomacia española hizo este anuncio en un encuentro en el que participaron casi 60 diplomáticos, entre ellos también el embajador de Venezuela en España, Alfredo Toro.

Según Moratinos, los empresarios españoles pidieron al gobierno de Madrid que actúe con tranquilidad y serenidad y defendiendo sus intereses en la crisis abierta con Venezuela tras el incidente protagonizado entre el rey Juan Carlos y Chávez en la reciente Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile.

En cuanto a los exhortos del Partido Popular (PP) para que España haga frente a Chávez y responda con mayor rotundidad, el ministro indicó que ya el rey, cuando mandó a callar al presidente venezolano en la Cumbre de Santiago, tuvo un gesto de 'enorme fuerza' hacia éste.

Ese mismo aplomo ante Chávez, agregó, lo demostró en la reunión Rodríguez Zapatero, con una intervención que en palabras de Moratinos fue 'muy clara, muy firme y muy ponderada, pero seria'.

En opinión del ministro, las duras declaraciones contra España realizadas en la cumbre por Chávez y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, surgieron a partir del planteamiento 'tan convincente' que hizo el jefe de gobierno español de su modelo socialdemócrata, que irritó y obligó a estos dos dirigentes a defender su modelo de izquierda antigua'.

En la víspera, Moratinos advirtió al presidente de Venezuela que su 'persistencia declarativa' no contribuye a resolver la crisis diplomática surgida entre ambos países, después de que Chávez anunciara una 'profunda revisión' de las relaciones con España y un mayor control de las empresas españolas allí asentadas.

Estas multinacionales han invertido en el país sudamericano unos 1.700 millones de euros (casi 2.500 millones de dólares) desde que Chávez llegó al poder en 1999. (dpa)