Escuela Normal: el despertar político adolescente | Cine | DW | 15.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Escuela Normal: el despertar político adolescente

Escuela Normal explora el mundo de los jóvenes en una escuela secundaria en la provincia de Paraná. El tercer largometraje de la realizadora argentina, Celina Murga, fue estrenado en la Berlinale.

Copyright: Berlinale Berlin, 2012

Escena del largometraje estrenado en la Berlinale.

Después de “Ana y los Otros” (2006) donde la cineasta vuelve a su natal Paraná después de más de una década de vivir en Buenos Aires, y “Una semana solos”, (2008) que observa el mundo adolescente sin la presencia de los adultos, Celina Murga dedica la atención de su tercer largometraje y primer documental a su escuela preparatoria en la ciudad de Paraná, a unos 500 kms al norte de Buenos Aires. Fundada en el siglo XIX por Domingo Faustino Sarmiento, es emblemática del sistema educativo argentino por ser la primera escuela normal que formaba a los maestros que enseñaban en todo el país.

“Es la escuela donde yo me formé y tenía interés en volver a ella y vivirla otra vez”, dice la cineasta en conversación con DW. Su cámara sigue a los personajes con curiosidad y sin influir en ellos. Fue así como se percató de que los jóvenes se preparaban para elegir un centro de estudiantes, una representación por elección  que defendería intereses comunes como el formar una biblioteca o lograr que la cafetería tuviera un carácter solidario con precios más accesibles.

Copyright: Berlinale Berlin, 2012

Escuela Normal guarda una sorpresa para el final.

Despertar ciudadano

“Para mí era como si ellos estuvieran dando sus primeros pasos en esto de ser ciudadanos y de adoptar un papel más participativo en la sociedad”, destaca la cineasta argentina. El documental transcurre casi en su totalidad dentro de las aulas y sigue también en sus recorridos a la directora del colegio que parece habituada a vivir en un orden dentro del desorden.

La cineasta, se encuentra en Berlín con motivo del estreno de Escuela Normal en la sección Forum de cine joven, pero también para preparar la filmación de su cuarta película “La tercera orilla”, que estará situada en una provincia argentina con rasgos conservadores e incluso machistas, para relatar  la relación entre un padre e hijo e indagar hasta qué punto una sociedad puede asfixiar al individuo.

“Estamos trabajando con un productor alemán y tenemos el privilegio de tener a Martin Scorsese como co productor, que es con quien trabajé durante un año y medio después de ganar la beca Rolex”, relata la cineasta.

Generosidad humana

Al preguntársele cuál ha sido la enseñanza más importante del renombrado cineasta estadounidense Murga responde que lo que más le gustó fue su generosidad y su calidad humana, pero también su observación de los personajes sin juzgarlos. “Me gustó mucho como retrata los vínculos humanos, cómo observa a los personajes sin juzgarlos. Incluso a los personajes negativos no los estigmatiza, sino que logra ponerlos en un lugar en el que se ven en toda su dimensión humana”, asegura.

El documental Escuela Normal depara una sorpresa al final, cuando Sarita, una anciana de 100 años aparece como protagonista en una reunión anual de la legendaria escuela de maestros de Paraná.   “La intención era mostrar el ciclo de la vida. Yo no sabía que iba a suceder esa reunión ese año, ni que aparecería Sarita. Ella murió un año después, pero se convirtió en la proyección de los jóvenes que estábamos filmando.

Autora: Eva Usi

Editor: Enrique López

DW recomienda