1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Pakistán

Escisión talibana reivindica otro atentado suicida contra un tribunal en Pakistán

Jamaat-ul-Ahrar (JuA), escisión de la principal formación talibana de Pakistán, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), se adjudicó un atentado que dejó al menos ocho muertos y 10 heridos en un tribunal de zonas tribales.

Policías vigilan el tribunal de Charsadda, en la zona de Tangi, en la nororiental provincia de Khyber Pakhtunkhwa, tras el atentado. (Reuters/F.Aziz)

Policías vigilan el tribunal de Charsadda, en la zona de Tangi, en la nororiental provincia de Khyber Pakhtunkhwa, tras el atentado.

Al menos ocho personas murieron, entre ellas cuatro policías y tres terroristas, y 12 resultaron heridas en el ataque al tribunal de Charsadda, en la zona de Tangi, en la nororiental provincia de Khyber Pakhtunkhwa. 

El jefe de la comisaria de Tangi, Gul Sher, explicó que los terroristas se aproximaron al tribunal y abrieron fuego, dos de ellos hicieron explotar las bombas que portaban fuera del edificio y otro fue abatido cuando trataba de entrar en él.

"Dispararon a las fuerzas de seguridad desplegadas en el tribunal, éstas respondieron y abatieron a uno de ellos. Los otros dos hicieron detonar las bombas", indicó Sher, quien señaló que los jueces y abogados se encuentran seguros en el tribunal.

Campaña de Jamaat-ul-Ahrar (JuA)

Tras el atentado, el JuA reclamó su autoría a través de la red social Twitter: "Gracias a dios, y por la gracia de Alá, nuestros 'fidayeen' (guerrilleros) han entrado en un tribunal en Charsadda", indicó JuA.

Este grupo también reivindicó el atentado del lunes de la semana pasada contra una manifestación en la ciudad de Lahore (este) en el que murieron 14 personas. Entonces prometieron lanzar una campaña de atentados en el país.

La Justicia en la mira

La Justicia se ha convertido en un objetivo habitual de los terroristas paquistaníes. En agosto pasado, en Quetta (oeste) otro ataque suicida provocó una matanza de 72 abogados en un hospital al que habían ido los letrados para interesarse por las víctimas de otro atentado en el que había muerto poco antes el presidente de la Asociación de Abogados provincial.

Repentino incremento de la violencia

El país asiático vive un repentino aumento de la violencia desde semana pasada con numerosos ataques, entre ellos el atentado suicida que acabó con la vida de 88 personas en un templo sufí del sur de Pakistán el jueves.

Como respuesta, las autoridades paquistaníes lanzaron una operación antiterrorista que en la que han muerto más de cien personas y varios cientos han sido detenidas.

RML (efe, dpa)