1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Escasos avances en las negociaciones nucleares con Irán

Aunque las partes reconocen la voluntad de llegar a un acuerdo, este se resiste a llegar. El objetivo inmediato es alcanzar un pacto general en marzo y un acuerdo completo en julio.

Una nueva ronda de negociaciones entre Irán y las cinco potencias con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (5+1) sobre el controvertido programa atómico de Teherán concluye en Ginebra y una vez más queda la sensación entre los participantes de que apenas hay avances. "La voluntad de lograr un acuerdo está presente en todas las partes, pero también las diferencias", dijo el viceministro de Exteriores iraní, Abbas Araghchi, al concluir la sesión de hoy (18.01.2015). Las conversaciones continuarán en el transcurso de las próximas tres semanas.

Irán comparó las difíciles negociaciones con las potencias mundiales con un juego de paciencia y persistencia como el Cubo de Rubik. "Cuando uno completa una cara en el Cubo de Rubik, se transforman también las demás y hay que seguir girándolo hasta que todas queden en su posición correcta", dijo Araghchi. Antes del inicio de la ronda que acaba de concluir, hubo cuatro días de conversaciones previas a nivel de ministros del Exterior entre Irán, Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido.

Según Araghchi, ambas partes seguirán trabajando por conseguir hasta marzo al menos una base mínima de consenso. "Pero hasta ahora no hemos encontrado una fórmula de unidad". El objetivo es negociar hasta marzo un acuerdo general y hasta julio tener un pacto completo. Por su parte, el negociador francés Nicolas de la Riviere, dijo al concluir la sesión de hoy que "el clima era muy bueno, pero no creo que hayamos hecho un gran progreso".

Obama, contrario a nuevas sanciones

Los países occidentales quieren asegurarse de que Irán no pueda desarrollar armas atómicas. Teherán, que niega que este sea su objetivo, aspira a su vez al levantamiento de las sanciones económicas que pesan sobre el país. En vísperas del nuevo diálogo el Parlamento iraní amenazó con endurecer el programa nuclear en caso de que no haya acuerdo. Sin embargo, el ministro del Exterior del país, Mohamed Yawad Zarif, se pronunció en contra de estas medidas drásticas.

La directora política de la Unión Europea, Helga Schmid, presidió las reuniones a puertas cerradas a las que asistieron representantes de Irán, Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos. Wendy Sherman, subsecretaria de Estado en funciones de Estados Unidos, lideró la comitiva estadounidense, mientras que Irán envió a Araqchi. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a los congresistas de su país el viernes de que se abstuvieran de aprobar nuevas sanciones contra Irán, alertando de que esos movimientos podrían afectar a las negociaciones diplomáticas y aumentar la probabilidad de un conflicto armado con Teherán.

MS (dpa/rtrla)