1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Escala tensión entre Estados Unidos y Venezuela

Mientras Nicolás Maduro acusa a Joe Biden de orquestar un golpe de Estado, Washington amplió las prohibiciones contra funcionarios venezolanos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos informó este lunes (02.02.2015) que ampliaría la restricción de visados a funcionarios en activo y retirados del gobierno venezolano, a los que Washington considera responsables de actos de corrupción o cómplices de violaciones a los derechos humanos, escalando las tensiones que tiene la Casa Blanca con el gobierno de Nicolás Maduro.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki (en la foto), señaló que no se identificará públicamente a los sancionados debido a la confidencialidad del registro de los visados, pero que el mensaje de Washington es claro: “Los violadores de los derechos humanos, los que se aprovechan de la corrupción pública y sus familiares no serán bienvenidos en Estados Unidos”. Ya en julio de 2014, la potencia norteamericana había tomado medidas similares.

Psaki dice que ahora se suma a las restricciones a “personas responsables de actos de corrupción pública, que han contribuido al rápido empeoramiento de las condiciones sociales y económicas en Venezuela”. Maduro reaccionó este lunes proponiendo “que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) promueva un debate entre instituciones judiciales, Corte Suprema, poderes judiciales de toda Suramérica (porque) tenemos que avanzar mucho más en desmontar el pretendido derecho internacional imperial”.

Maduro insiste

El anuncio de la ampliación de las restricciones de viaje a funcionarios venezolanos coincide con una denuncia realizada por el mandatario venezolano, quien acusó al vicepresidente estadounidense, Joe Biden, de estar detrás de un complot para derrocar a su gobierno. Psaki dijo que esto es algo “falso y no tiene sustento” y recomendó a Caracas observar “su propia forma de gobernar en lugar de lanzar acusaciones contra el vicepresidente de Estados Unidos”.

El domingo Maduro pidió “máxima lealtad y unidad” a las fuerzas militares y populares para derrotar un supuesto golpe de Estado que estaría en marcha. Este lunes Maduro insistió en que Biden había dicho “cosas muy graves” durante una reunión con países del Caribe, el 26 de enero pasado. Supuestamente, Biden aseguró que la alianza energética Petrocaribe desaparecería. “Biden dijo cosas muy graves... Que el gobierno (venezolano) iba a ser derrocado, que iba a ser sustituido, cuando no tenemos elecciones (presidenciales) pendientes. Y que Petrocaribe iba a ser eliminada”, aseveró Maduro.

DZC (dpa, Reuters, EFE)