1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Escándalos de la FIFA en la era Blatter

Joseph Blatter preside la asociación del fútbol mundial desde hace 17 años. Las últimas detenciones de seis funcionarios de alto rango son un escándalo, pero también hubo otros durante su mandato.

La Asociación de Fútbol Internacional FIFA tiene un largo historial de acusaciones. Ahora, los ánimos están aun más cargados tras la detención de seis funcionarios, dos días antes del comienzo de su congreso anual. Aunque su presidente, Joseph Blatter, no esté envuelto directamente en ellos, también tuvo que enfrentarse durante su mandato a varios escándalos.

1997: Poco antes de entrar a la presidencia, Blatter se vio implicado en un escándalo que venía de su predecesor, Joao Havelange, y su ex yerno, Ricardo Teixeira. Ambos cobraron millones en sobornos por acuerdos de márketing para el mundial. Blatter salió inocente de toda sospecha a pesar de que como secretario general devolvió personalmente 1.500 millones de francos suizos a Havelange, demostrando que, por lo menos, tenía conocimiento de esas prácticas.

1998: Blatter ganó las elecciones presidenciales contra el presidente de la UEFA, Lennart Johannson, poco antes del comienzo del mundial de Francia. Aún hoy continúan vigentes las acusaciones de pagos de 50.000 dólares a los delegados africanos en un hotel de París, que Blatter rechaza.

2006: El entonces vicepresidente de la FIFA, Jack Warner, se encargó de la comercialización de entradas para el mundial de Alemania en su país natal, Trinidad y Tobago. Su empresa familiar tuvo, al parecer, enormes beneficios de 900.000 dólares en comisiones. Las investigaciones de la FIFA no pudieron imponerse con sus sospechas contra Warner, sino solo contra su hijo. El mayor de los Warner, entonces miembro del Comité Ejecutivo, salió con una mera advertencia.

2010: Se eligieron dos sedes para celebrar los mundiales, en 2018 en Rusia y en 2022 en Qatar. Dos miembros ejecutivos fueron suspendidos por sobornos probados y la FIFA investigó las acusaciones contra ambos países anfitriones sin obtener resultados destacables. Todavía hoy persiste una sospecha general.

2011: El qatarí Mohamed bin Hamman se presentó a las elecciones presidenciales como rival de Blatter. Poco antes de la votación tuvo que enfrentarse a acusaciones de soborno desde el Caribe. Los 35 votos de la zona CONCACAF (Norteamérica, Centroamérica y el Caribe) fueron decisivos. Mientras Blatter prometía un donativo oficial de la FIFA de un millón de dólares a las asociaciones, Bin Hamman lo intentaba con 40.000 dolares por cada asociación. Salió a la luz debido a las acusaciones de otros funcionarios.

2014: En Brasil se publicaron reportajes sobre la venta de ilegal de entradas para el mundial procedentes del fallecido alto funcionario Julio Grondona.

DW recomienda