1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Escándalo por botín de guerra opaca visita de Merkel a Rusia

Una exposición de obras de arte robadas durante la Segunda Guerra Mundial desató una polémica horas antes de que la canciller alemana, Angela Merkel, viajara a San Petersburgo para participar en un foro económico.

default

Angela Merkel y Putin en el Kremlin, en 2012

En el marco de su visita a Rusia, estaba previsto que Merkel inaugurara en el Eremitage, junto con el presidente ruso, Vladimir Putin, una muestra de arte robado durante la guerra. Sin embargo, el gobierno ruso decidió cancelar en el último momento el discurso de los dos mandatarios, aparentemente por miedo a las declaraciones que podría hacer la gobernante alemana en torno a los botines de guerra de la Segunda Guerra Mundial.

Demandas alemanas

Según fuentes cercanas a la delegación, Merkel tenía previsto exigir en su discurso inaugural la devolución del botín de guerra, lo que habría provocado la decisión rusa de cancelar la inauguración conjunta. No obstante, el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, informó antes de emprender viaje a Rusia que la decisión de cambiar los planes iniciales fue adoptada de común acuerdo.

En la exposición "Edad de Bronce - Europa sin fronteras" se podrán contemplar unas 600 obras, entre ellas piezas de gran valor como el tesoro de Eberswalde, llevado a Moscú por los soldados soviéticos después de la Segunda Guerra Mundial.

Alemania ha solicitado siempre la devolución de las obras de arte sustraídas, amparada por el derecho internacional. Sin embargo, Rusia siempre ha dejado claro que los tesoros se pagaron con la sangre de sus soldados.

Merkel acude este viernes por primera vez al Foro Económico de San Petersburgo, donde participará en un debate con el presidente Vladimir Putin. Está previsto que ofrezcan una conferencia de prensa conjunta.

er (dpa, afp)

DW recomienda