1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Escándalo en el Ejército alemán: se dicta sentencia

Las penas alcanzan hasta 22 meses de libertad condicional por maltrato a subalternos. En el cuartel Freiherr vom Stein, oeste de Alemania, 160 reclutas participaron en 2004 en ejercicios de formación excesivamente reales

default

La instrucción en el cuartel de Freiherr vom Stein incluía descargas eléctricas.

El proceso judicial ha sido el mayor jamás seguido en contra del Ejército alemán en Alemania. Quienes se sentaban en el banquillo, diez personas en total, estaban acusados de excederse en sus funciones e infligir malos tratos a un total de 160 reclutas, que ocultaron los hechos durante años.

Ahora, el tribunal de Münster, en el Estado de Renania del Norte Westfalia, ha dictado sentencia. Cuatro personas han sido absueltas. Cinco de los ex militares responsables de la formación de la tropa han recibido penas de libertad condicional que llegan hasta los 22 meses, además de sanciones económicas. Quien entonces fuera jefe de la compañía tendrá que pagar 7.500 euros de multa por haber permitido los hechos, ya que no ha quedado probado su participación directa en los mismos.

Descargas eléctricas, golpes

Deutschland Bundeswehr Urteil Freiherr-vom-Stein-Kaserne in Coesfeld

No se pudo probar que los dos sargentos mayores participasen directamente.

“En algún momento, a los dos sargentos mayores se les ocurrió la siniestra idea de ejercitar un supuesto secuestro”, narraba el juez Thomas Mattonet. En estos ensayos, los reclutas sufrieron malos tratos, trato vejatorio y lesiones corporales graves, considera probado el tribunal.

Las jornadas de instrucción de 2004 en Freiherr vom Freiherr vom SteinStein incluían descargas eléctricas y una escenificación excesivamente real de lo que podría suceder si los jóvenes llegaban a caer como soldados en manos del enemigo: golpes, patadas e intimidación psicológica de los reclutas amordazados como si se tratara de un verdadero interrogatorio.

En Alemania, un país en el que todavía existe el servicio militar obligatorio, la formación para casos de secuestro se reserva a las tropas especiales, y ni siquiera en ellas se llega hasta el punto de que los soldados sean torturados. Por lo menos, eso se supone, porque en estas cuestiones reina un estricto secretismo.

Silencio y virilidad

Deutschland Bundeswehr Prozess Freiherr-vom-Stein-Kaserne in Coesfeld

No hubo denuncias. Los hechos se descubrieron por casualidad.

Una de las cosas que más ha sorprendido de todo este proceso es la dimensión, y la fuerza de la espiral de silencio. 160 reclutas participaron en esos secuestros ficticios en los que claramente se sobrepasaban los límites de lo que debe ser una instrucción militar básica para jóvenes que, además, con toda probabilidad no lleguen nunca a ver ni de lejos un campo de batalla. Y nadie dijo nada.

Por si esto fuera poco, algunos antiguos reclutas declararon durante el juicio que los ejercicios les divertían, y que en ningún momento los consideraron como algo negativo. Aquí se abre otro debate: el de los valores dentro del Ejército. La presión del grupo con su exaltación de un curioso sentido de la virilidad puede ser una de las razones de que este caso sólo se destapase por casualidad.

Ya en una sentencia anterior por este caso, dos ex instructores quedaron en libertad sin cargos, otros dos fueron multados y un quinto fue condenado 18 meses de libertad condicional. Para todos ellos continúa abierto el proceso militar, paralelo al penal.

DW recomienda