1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Escándalo de evasión fiscal vía Liechtenstein se profundiza

La aparición de resguardos de unas 1.850 cuentas de ciudadanos alemanes que escondieron cantidades millonarias en Liechtenstein da una nueva magnitud al escándalo de fraude fiscal.

default

Los secretos de Liechtenstein.

El tribunal regional de Rostock, en el norte de Alemania, tiene los resguardos de 1.850 cuentas de alemanes en bancos de Lichtenstein, según el semanario alemán "Der Spiegel".

La defensa de tres acusados de extorsionar al Banco Nacional de Liechtenstein (LBB) presentó dichos resguardos el viernes ante el tribunal de Rostock, agrega el rotativo.

Los acusados se sientan en el banquillo desde abril por haber cobrado presuntamente nueve millones de euros (casi 14 millones de dólares) de ese banco a cambio de no revelar información sobre unas 2.300 cuentas de posibles evasores fiscales.

La defensa de los acusados en Rostock quiere demostrar con esos resguardos que no sólo sus clientes son culpables, sino que también el propio banco actuó ilegalmente pagando sobornos a cambio del silencio.

Leonora Gottschalk-Solger, una de las abogadas del principal acusado, está convencida de que el LLB sacó provecho de su conducta delictiva. "Damos por hecho que el LLB nunca advirtió a sus clientes que los resguardos podrían haber llegado a manos de terceros", según la cita la agencia alemana de noticias dpa.

700 sospechosos en la mira

El tribunal de Rostock tiene previsto analizar esas pruebas en las próximas semanas y declarar al respecto probablemente en la próxima vista, programada para el 25 de agosto.

Junto al de Rostock, en la ciudad occidental de Bochum se están celebrando una serie de procesos paralelos contra sospechosos de fraude fiscal. La Fiscalía de Bochum, encargada de delitos fiscales en Alemania, está investigando a un total de 700 sospechosos de fraude fiscal.

Hace algunas semanas comenzó el primer juicio del caso, y en él la Audiencia provincial de Bochum condenó a dos años de libertad condicional y a una multa millonaria a un empresario inmobiliario alemán que había reconocido haber ingresado en cuentas de bancos o fundaciones de Liechtenstein y de 2001 a 2006 unos 11 millones de euros (17,44 millones de dólares) que no declaró al fisco alemán.

El que se ha convertido ya en el mayor escándalo de evasión de impuestos en Alemania salió a la luz a principios de año gracias a las informaciones proporcionadas por un topo, un ex empleado del banco LGT de Liechtenstein, el primero del principado alpino.

El topo facilitó la información a Alemania previo pago de una cantidad de entre cuatro y cinco millones de euros.

DW recomienda