1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Escándalo de evasión fiscal en Alemania alcanza al sector público

El escándalo de evasión fiscal en el que podrían estar implicados cientos de famosos alemanes alcanzó hoy una nueva dimensión con la noticia de que un funcionario público, el encargado de la protección de datos personales en el Estado federado de Baviera, Karl-Michael Betzl, abandona temporalmente su cargo.

Así lo anunció hoy el presidente del Parlamento regional de Baviera, Alois Glück, quien indicó que el propio Betzl le informó de que las autoridades alemanas habían llevado a cabo un registro en su domicilio y oficina en relación con el caso de los evasores fiscales alemanes que al parecer no declararon multimillonarios depósitos que tenían en el principado de Liechtenstein.

“Por acuerdo de ambas partes, se tomó la decisión de que el señor Betzl, en beneficio de la administración, no atenderá por el momento sus funciones", escribió Glück en el comunicado emitido hoy.

Como para cualquier otro ciudadano, Betzl tiene derecho a la presunción de inocencia, puntualizó él mismo. En 2006, el funcionario de 60 años fue elegido por el Parlamento regional de Baviera para ocupar ese cargo.

Con sus declaraciones Glück confirmó una información publicada hoy por el diario "Abendzeitung" en la que se aseguraba que los inspectores fiscales habían hecho una visita al funcionario público.

La primera cabeza en rodar en este escándalo fue Klaus Zumwinkel, el anterior presidente de Correos Alemanes, Deutsche Post, que dimitió la semana pasada tras una redada espectacular ante las cámaras de televisión en su domicilio, acusado de evadir un millón de euros (1,4 millones de dólares) de impuestos.

Pero esas son sólo las primeras piezas en un complejo entramado de evasión fiscal en el que pueden estar implicados centenares de ricos políticos, artistas, deportistas y empresarios alemanes.

En ese sentido, la redada en la oficina y domicilio de Betzl es sólo una más de muchas que se están haciendo. Desde la semana pasada, agentes judiciales, fiscales y policiales están llevando a cabo una serie de registros domiciliarios y de oficinas sin precedente en

Alemania.

El diario alemán "Süddeutsche Zeitung" precisaba esta semana que en base a fuentes de la investigación, la Justicia tiene previsto registrar diariamente entre 20 y 25 viviendas y oficinas. El periódico cifraba en 900 las órdenes de registro giradas contra 700 sospechosos de fraude fiscal. (dpa)