Erdogan rechaza crítica de la UE por arresto a periodistas | Europa | DW | 16.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Erdogan rechaza crítica de la UE por arresto a periodistas

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, consideró injerencistas las críticas de la Unión Europea (UE) al arresto de decenas de periodistas y opositores a su gobierno.

Al menos 24 periodistas y presuntos opositores al gobierno, entre ellos el director del periódico Zaman, Ekrem Dumanli (foto) fueron detenidos en Turquía.

Al menos 24 periodistas y presuntos opositores al gobierno, entre ellos el director del periódico Zaman, Ekrem Dumanli (foto) fueron detenidos en Turquía.

La UE debe ocuparse de sus propios asuntos, dijo Erdogan en la provincia de Kocaeli, en el oeste de Turquía. "Nos da lo mismo si la UE nos acepta o no. Nosotros nos concentramos en proteger nuestra seguridad nacional", sostuvo el mandatario.

En distintas redadas realizadas el domingo (14.12.2014) en 13 provincias del país fueron detenidos al menos 24 periodistas y presuntos opositores al gobierno, entre ellos el director del periódico Zaman, Ekrem Dumanli, y un ex jefe de la unidad antiterrorista de la policía de Estambul.

En un comunicado, la Unión Europea criticó estas detenciones como "incompatibles con la libertad de los medios de comunicación". Este operativo va en contra de los valores y estándares europeos, señala un comunicado.

"Hemos observado con sorpresa lo que ha pasado en Turquía, aunque los ataques a la libertad de prensa no son nuevos", dijo por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en la apertura de la sesión plenaria de la Eurocámara en Estrasburgo, Francia.

Según Schulz, "estamos negociando la futura adhesión de Turquía y recordamos que los países candidatos y también nuestros socios deben basarse en nuestros valores fundamentales", entre los que se cuentan la libertad de expresión y prensa. Schulz afirmó que la Eurocámara "toma nota de lo sucedido" y observa "tanto los avances como los retrocesos". A su juicio, "las críticas deben responderse no con intimidación y encarcelamiento a los periodistas, sino con argumentos". Por eso, "pido a Turquía que nos explique lo que está ocurriendo, pues seguimos con mucha atención y preocupación lo que pasa", declaró.

Sospechas y aspiraciones

El periódico Zaman y el grupo mediático Samanyolu son afines al predicador Fethullah Gülen, un ex aliado del presidente Recep Tayyip Erdogan convertido en su enemigo. Erdogan acusa a Gülen de haber infiltrado a agentes en la policía y la Justicia y querer derrocar al gobierno. Gülen, quien reside en Estados Unidos, lo niega.

Erdogan también sospecha que Gülen está detrás de las acusaciones de corrupción lanzadas en diciembre de 2013 contra algunos hijos de ministros del gobierno del partido conservador islámico AKP. "Ellos dicen que se trata de libertad de prensa. Pero no tiene nada que ver con eso", dijo Erdogan. Las detenciones fueron ordenadas por abogados independientes, dijo. Según la agencia de noticias Anadolu, cercana al gobierno, se los acusa de haber creado una red criminal contra el estado.

Turquía es candidata a ingresar en la UE desde 1999. Las negociaciones se abrieron en 2005. Recientemente se vieron afectadas por las acusaciones de corrupción al entorno del gobierno en Ankara y, sobre todo, por la polémica actuación de policía y Justicia ante las protestas del año pasado en Estambul.

RML (dpa, dradio)