1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

Erdogan: "No volveré a Davos"

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, abandonó hoy el salón del Foro Económico Mundial en que se hallaba, diciendo: "A Davos no vuelvo más". Con ello puso la nota de tensión en una jornada más bien armónica.

default

Recep Tayyip Erdogan, replica a Shimon Peres.

Pocos minutos antes de que Erdogan abandonara la sala, el presidente israelí, Shimon Peres, había pronunciado un discurso en el que justificaba el ataque de su país contra la Franja de Gaza. El representante turco criticó a Peres, diciendo que hacía uso de duras palabras por la mala conciencia de las víctimas generadas por el Ejército israelí en la Franja de Gaza. Igualmente señaló que Israel había hecho un "uso desmedido de la fuerza". Pero la discusión fue interrumpida por el moderador, debido a los horarios que se debían cumplir, lo cual causó la indignación del gobernante de Ankara.

Al margen de este incidente, en el foro primaba hasta entonces un ambiente de coincidencia. Ante un 2009 en que se augura el crecimiento económico más bajo desde la II Guerra Mundial, muchos políticos y empresarios concordaron en que la refundación del capitalismo debe hacerse sobre "valores" compartidos.

"El capitalismo no puede funcionar si no se basa en valores compartidos y justicia", advirtió el ex primer ministro británico Tony Blair durante la segunda jornada del encuentro, que durará hasta el domingo. Blair admitió que "el sistema financiero falló". El ex premier insistió en que el sistema de libre empresa sigue siendo vital, pero pidió una "globalización basada en valores".

Las culpas de la administración Bush

Weltwirtschaftsforum Davos Bill Clinton

Bill Clinton, en Davos.

Durante un diálogo con el fundador del foro, Klaus Schwab, el ex presidente estadounidense Bill Clinton se remontó a los orígenes de la crisis y la atribuyó a la política fiscal y de gasto público seguida por la administración de George W. Bush.

"La casa está ahora en llamas y necesitamos apagarlas lo más rápido posible", señaló el ex mandatario, que aprovechó la ocasión para transmitir su apoyo al nuevo presidente, Barack Obama. Clinton sostuvo que, dada la interconectividad del mundo moderno, terceros países como China deberían comprar deuda de Estados Unidos para permitir que este país comience a salir de la crisis y que sus consumidores vuelvan a comprar exportaciones, por ejemplo, de China. "La gente seguirá haciendo dinero, pero no como la década pasada. Y eso es bueno", añadió con respecto al mundo que dejará la crisis.

¿Cómo nos cambiará la crisis?

Recogiendo el lema del encuentro anual, "Estructurar el mundo tras la crisis", el pastor estadounidense Jim Wallis confió en que la crisis ayude a la gente a cambiar para mejor. "La cuestión es cómo nos cambiará esta crisis, cómo cambiará la forma en que pensamos y decidimos, los hábitos del corazón, cómo hacemos negocios", añadió Wallis.

Stephen Green, del banco HSBC, asumió la misma postura desde el sector económico al afirmar que "ninguna serie de reglas podrá imponer el buen comportamiento": "Sin valores en las compañías, la regulación no hará el trabajo por nosotros", añadió. A pesar de esa coincidencia en la necesidad de un cambio, los participantes advirtieron contra el proteccionismo en el comercio e insistieron en que las nuevas regulaciones "no deben frustrar el emprendimiento, la innovación", según James Schiro, de Zurich Financial Services.

DW recomienda