Erdogan exigió inmediato cese de las protestas en Turquía | El Mundo | DW | 07.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Erdogan exigió inmediato cese de las protestas en Turquía

El primer ministro volvió de un viaje por el norte de África y fue recibido por miles de seguidores en el aeropuerto de Estambul.

Unos diez mil seguidores del partido islámico conservador AKP llegaron hasta el aeropuerto Atatürk, en Estambul, para darle una calurosa bienvenida a Recep Tayyip Erdogan, el primer ministro turco que volvía a su país este viernes (07.06.2013) tras una gira de cuatro días por el norte de África. Con ese respaldo, Erdogan pidió a quienes protestan en su contra que pongan fin de inmediato a las manifestaciones.

A juicio de la autoridad, los recalamos perdieron su legitimidad democrática y se volcaron hacia el vandalismo. Erdogan, que habló junto a miembros de su gabinete y su esposa, pidió a sus seguidores que se retiren pacíficamente a sus casas. Estos exigían al primer ministro que actúe con más fuerza contra quienes se concentran en la plaza Taksim.

Ver el video 01:14

Protestas: vandalismo, según Erdogan

“Ningún poder, salvo el de Alá, puede detener el ascenso de Turquía", dijo ante sus seguidores. “El secreto de nuestro éxito no es la tensión y la polarización. La policía está cumpliendo con sus obligaciones. Estas protestas, que han derivado en vandalismo y anarquía absoluta, deben cesar de inmediato", agregó Erdogan.

“No hay espacio para la violencia”

Mientras, en la plaza Taksim, donde se reúnen los opositores al régimen, algunos coreaban “Renuncia Tayyip” mientras veían las imágenes de su discurso. En la capital, Ankara, el parque Kugulu se hizo eco de los eslóganes antigubernamentales, mientras los manifestantes bailaban y cantaban al son del himno nacional.

Según CNN, es evidente que la sociedad está dividida entre una clase educada y secular que se opone al Gobierno y una conservadora y musulmana que lo defiende a brazo partido. La ola de protestas, que comenzó como una pacífica manifestación contra la destrucción de un parque, derivó en un levantamiento generalizado de quienes se sienten molestos con la forma de gobernar de Erdogan.

Erdogan, mientras, reconoció este viernes que quizás la policía actuó con fuerza, aunque a su juicio “nadie tiene el derecho de atacarnos con eso. Sobre ese mismo tema, la Unión Europea se manifestó en palabras del comisario de Ampliación, Stefan Füle, quien dijo en una conferencia que “el uso excesivo de la fuerza no tiene cabida en una democracia”. Erdogan estaba presente en esa misma ceremonia, realizada en Estambul.

DZC (dpa, Reuters, CNN)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema