1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Entre la burla y el pánico: terremoto en Roma

Un investigador amateur italiano pronosticó antes de su muerte un devastador terremoto para el 11 de mayo de 2011 en Roma. Las reacciones de los romanos van de la risa a la preocupación.

default

Por las vastedades del mundo de Internet se propaga una profecía de un investigador lego italiano que antes de su muerte, ocurrida en 1979, pronosticó para el 11 de mayo de 2011 poco menos que la destrucción de Roma como consecuencia de un terrible terremoto.

La culpa de la alarma la tiene Raffaele Bendandi (1893 - 1979). Bendandi afirmaba rotundamente que, de acuerdo con sus investigaciones, los terremotos son la consecuencia de los campos gravitatorios.

Roma: entre la ironía y el miedo.

Roma: entre la ironía y el miedo.

Su hipótesis es que la Luna, los planetas e incluso el Sol son la causa del movimiento de la corteza terrestre. Los terremotos son efecto, según Bendandi, de las posiciones de los cuerpos celestes en el sistema solar.

Sus estudios y previsiones son tenidos están considerados por la comunidad científica como exentos de toda validez empírica y fundamentación teórica. No obstante, una vez echado a correr el rumor ya no hubo como pararlo.

“No es cierto, pero lo creo”

Muchos romanos actúan de acuerdo con el principio: “no es cierto, pero lo creo”, escribe el diario La Repubblica. Cientos de habitantes de Roma se tomaron el miércoles libre y salieron a “hacer un paseo al campo”, algunos comercios permanecieron cerrados, padres no enviaron a sus hijos a la escuela.

“Le voy a decir a mi jefe que tenga un cita con el médico”, le dijo el camarero Fabio Mengarelli a la agencia Reuters. "Pienso todo el tiempo en cómo puedo evitar tomar el metro. Muchos de mis amigos quieren no estar ese día en Roma”, confesó una estudiante a dpa.

En las puertas de las casas han aparecido en los últimos días avisos aparentemente de la Protección Civil advirtiendo del terremoto. Las autoridades niegan toda relación con ello y suponen que cacos han llevado a cabo la acción: una ciudad vacía sería un campo de acción ideal para los amigos de lo ajeno.

Para salirle al paso al pánico

De nada ayuda que los geólogos de verdad aseguren que terremotos son en otras partes de Italia mucho más probables que en Roma y que además hasta hoy nadie ha podido predecir un terremoto, ni con la técnica más moderna. El Instituto Geofísica de Roma proclamó incluso el miércoles como día de puertas abiertas, para salirle al paso al pánico.

"Roma y la región de Lacio son zonas poco amenazada por movimientos tectónicos”, dice el sismólogo Alessandro Amato, director del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología. A diferencia de las regiones vecinas de los Abruzos y Umbría, un terremoto en Roma es muy improbable, agrega.

No obstante, no el miércoles, pero sí el martes por la mañana tembló la tierra… pero en el sur de Italia. Del total de ocho temblores en Sicilia, el Mar Tirreno y cerca de L'Aquila ninguno pasó la marca de 2,5, siendo registrables sólo con instrumentos.

Para colmo de males, la asociación “La Bedandiana”, de admiradores del Raffaele, que ha clasificado y reorganizado su legado, dijo que la información difundida por Internet a partir de comienzos de este año, según la cual Bendandi previno un terremoto para el 11 de mayo de 2011, es… simplemente falsa.

Autor: Pablo Kummetz
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda