1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Energía solar, clave para la competitividad

La energía solar suele ser la más barata, afirma Bernhard Beck, gerente de BELECTRIC, una empresa líder en parques solares. A su juicio, la falta de conocimiento lleva a efectuar inversiones erradas en el mundo entero.

DW: ¿Qué tan competitivas son hoy en día las grandes plantas solares en comparación con las que utilizan carbón o gas, o las atómicas?

Bernhard Beck: En casi todas las regiones del mundo, una planta solar nueva resulta hoy en día más económica que cualquier otra forma de generación de energía.

¿Cuánto cuesta hoy la electricidad producida por una gran planta solar?

En Europa central, cerca de 6 centavos de euro por kilovatio/hora, y en regiones muy soleadas, aproximadamente 3 centavos. La energía de nuevas centrales de carbón o gas es más cara.

Lea también:

Las sombras del muro solar de Trump

¿Qué significa eso para las empresas del sector energético?

Quien quiera construir una central no encontrará en la mayoría de las regiones del mundo una alternativa más barata que una gran planta solar. Las empresas que operan centrales que utilizan combustibles fósiles tienen costos de producción más altos.

China e India ya han reaccionado. No planean nuevas centrales de carbón y en China se ha suspendido incluso la construcción de algunas. En cambio, se ampliará la producción de energía solar. Sin embargo, en muchos países la energía fotovoltaica aún no se ha impuesto y se sigue apostando por el carbón. ¿Por qué?

Un motivo es la falta de conocimiento.  No existe un problema técnico ni uno comercial. Si usted realizara hoy una encuesta, probablemente todos responderían que la energía solar resulta cara, aunque ya no es así.

Bernhard Beck, gerente de BELECTRIC

Bernhard Beck, gerente de BELECTRIC

¿Desconocimiento de los proveedores de energía?

Sí. Les faltan conocimientos a quienes toman las decisiones. No conocen los costos reales de las energías renovables.  Existe el mantra de que la ampliación de la producción de energía solar es demasiado costosa y este ha sido acuñado también en parte por la prensa. En la mayoría de los casos de construcción de nuevas centrales convencionales, las plantas solares habrían resultado más baratas. Cientos de millones de dólares se invierten pues en forma equivocada a nivel mundial.

Pero por la noche no hay energía solar. Por lo tanto se añaden los costos de almacenamiento.

Hoy en día no hay obstáculos técnicos. Es posible el abastecimiento eléctrico con una combinación de energía solar y eólica, con baterías de almacenamiento y tecnología inteligente. Si se quiere tener disponibilidad de energía solar y eólica las 24 horas, eso es posible.  Sabemos que eso funciona y suministramos corriente en muchos países del mundo con plantas híbridas.

No es un problema técnico, sino un asunto de conocimiento y de voluntad.

¿Se construirán en un futuro cercano grandes centrales fotovoltaicas también en Alemania?

Alemania no puede sustraerse a una tendencia económica. Si el país no se mueve en materia de energía solar, se verá perjudicado como emplazamiento productivo. También la industria pesada se vería afectada, porque en ese caso Alemania no dispondría de las formas más económicas de producción de energía.

La fortaleza de Alemania como plaza industrial en las próximas décadas está directamente ligada al desarrollo de las energías renovables y la necesaria integración y reestructuración del sistema. En este contexto, el desarrollo de la energía solar tendrá un papel decisivo.

Autor: Gero Rueter (ER/VT)

DW recomienda