Encuentran en Alemania toneladas de pienso con hongo cancerígeno | Alemania | DW | 01.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Encuentran en Alemania toneladas de pienso con hongo cancerígeno

Las autoridades sanitarias alemanas confirmaron el hallazgo de miles de toneladas de alimento para animales contaminado con un hongo cancerígeno. Es el tercer escándalo alimentario que golpea el país en pocas semanas.

El maíz contaminado llegó a más de 3.500 granjas de Baja Sajonia, informó el Ministerio de Agricultura de ese estado federado situado en el noroeste de Alemania. También se detectó en granjas de otros seis "Länder".

Los análisis de laboratorio confirmaron que el pienso destinado a cerdos, vacas y aves contiene Aflatoxina B1, una micotoxina cancerígena para animales y humanos. De las 45.000 toneladas importadas de Serbia, unas 10.000 ya entraron en circulación y otras 35.000 se encuentran en un depósito en los puertos de Braake y de Bremen, donde quedaron paralizadas por las autoridades.

Aflatoxin Skandal Niedersachsen Serbien Farm in Dobanovci

El maíz proveniente de Serbia se agregó a otro tipo de pienso y se distribuyó a varias granjas.

Nuevo golpe para el agro alemán

La noticia representa un nuevo golpe para el agro alemán, que hace dos semanas sufrió ya el escándalo de carne de caballo en alimentos etiquetados como carne vacuna, un fraude que afectó también a varios países europeos.

Poco antes se había revelado la venta de millones de huevos provenientes de granjas ecológicas pese que los productores no habían cumplido con las normativas necesarias. En el nuevo caso revelado hoy, el pienso analizado multiplicaba por diez el máximo de Aflatoxina permitido. Las autoridades frenaron su distribución, pero descartaron que represente por el momento un peligro para la salud.

"Por lo que sabemos hasta ahora, no nos parece probable que ese límite superado implique un riesgo a la salud", señaló el secretario de Agricultura de Baja Sajonia, Udo Paschedag. Las autoridades intentarán ahora reconstruir el origen exacto y la ruta de distribución del alimento, y aplicarán los controles necesarios para atar los cabos sueltos.

CP/ ER (dpa, afp)

DW recomienda