1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

En Pilsen hay mucho más que cerveza

A pesar de lo que el propio lema de la ciudad indica, Pilsen es mucho más que cerveza. En 2015, comparte con Mons la capitalidad cultural de Europa. Es la ocasión perfecta para descubrir sus secretos.

Con la interpretación de la Sinfonía de las Campanas, la ciudad checa de Pilsen inagura el 17 de enero su capitalidad cultural. El nuevo carillón de la catedral de San Bartolomé resonará por vez primera sobre los tejados de la ciudad, gracias al desembolso de 360.000 euros efectuado por sus empresarios y habitantes. El antiguo carillón de la catedral fue desmontado y fundido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial con el fin de fabricar armas. Martin Baxa, alcalde de Pilsen, está convencido que no podían haber inaugurado la capitalidad cultural con algo "más bello y conmovedor".

Alrededor de 600 eventos tendrán lugar en Pilsen a lo largo de 2015: teatros, conciertos, exposiciones, happenings al aire libre, actuaciones circenses, etc, etc... Bajo el lema "¡Pilsen, ábrete!", la ciudad demostrará con sus tesoros a los visitantes por qué lleva el trono de la cultura europea. Pilsen no solo quiere ofrecer un espectáculo tras otro, sino también redefinir su papel en el mundo. A pesar de que el eslogan con que el municipio checo recibe al visitante reza: "Pilsen sin cerveza es como París sin torre Eiffel", la ciudad desea mostrar que tiene mucho más que cerveza.

Ensombrecida por Praga

Para ello, la ciudad ha empleado un presupuesto de 20 millones de euros. Es una inversión de futuro, con la que esperan abrirse más al turismo. La belga Mons, la otra capital europea de 2015, dispone de 70 millones. La mayor parte de ambos presupuestos proceden de las arcas de las dos ciudades, pues la concesión de la capitalidad cultural es, por parte de la Unión Europea, más bien una cuestión de honor.

Kulturhauptstadt 2015 Pilsen Tschechien Synagoge

La sinagoga de Pilsen es una de las más grandes de Europa.

Lo cierto es que Pilsen queda algo ensombrecida por la capital del país, Praga, situada a unos 120 kilómetros al este. Pero a Pilsen no le faltan una rica historia, iglesias antiguas y numerosos museos. La ciudad fue fundada en 1295 por el rey Wenceslao II y estaba llamada a ser una de las más importantes localidades bohemias. En 1989, el centro histórico, con sus hileras de casas de estilo modernista, fue declarado patrimonio nacional. En la Plaza de la República se erige la catedral de San Bartolomé, de estilo gótico. Su torre, que mide 102 metros, es la más alta del país.

Pilsen en el celular

Pilsen cuenta con muchas otras atracciones, como su gran sinagoga, la segunda más grande de Europa. Durante el Holocausto, la desaparición de numerosos judíos supuso una gran pérdida para la ciudad. En mayo de 2015 se celebrará precisamente una fiesta de la liberación con motivo del septuagésimo aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Pilsen cuenta con una red de túneles subterráneos de 10 kilómetros de largo, construída en el siglo XIV. Sus secretos se podrán descubrir en un mapa interactivo. Además, habrá diversas aplicaciones para que el visitante conozca mejor la ciudad desde su celular.

DW recomienda