1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

En peligro los acuerdos de Minsk II

Tanto EE.UU. como Merkel y Hollande expresaron hoy su preocupación por la situación en Ucrania, donde no cesan los ataques. En la región de Debáltsevo, la situación es particularmente tensa.

El Gobierno estadounidense expresó hoy (16.02.2015) su "profunda preocupación" por las violaciones del alto el fuego en el este de Ucrania y urgió a Rusia y a los rebeldes separatistas a "detener todos sus ataques inmediatamente". Al parecer, los enfrentamientos continúan en los alrededores de Debáltsevo y otras áreas, incluidas Sievierodonetsk, Luhansk y Donetsk.

De acuerdo con el mando militar ucraniano, cinco soldados murieron entre las 06.00, hora local (4.00 GMT) del domingo, y las 06.00 GMT de hoy lunes en combates con las milicias prorrusas en la zona de Debáltsevo, en la región de Donetsk. Aunque la intensidad de los enfrentamientos en el frente ha decaído en las últimas 48 horas, como han reconocido tanto las partes en conflicto como los observadores internacionales, Debáltsevo es una excepción que puede echar por tierra los esfuerzos internacionales para poner fin a la guerra en el este de Ucrania.

Una ciudad estratégica

Tanto Kiev como los prorrusos quieren que la estratégica ciudad forme parte de su territorio y no parecen dispuestos a ceder. La toma de Debáltsevo permitiría a los rebeldes controlar la frontera administrativa de la región de Donetsk, limítrofe con latambién rebelde de Lugansk. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, exigieron que se permita el libre acceso de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) a la zona de conflicto.

Según la prensa francesa, los líderes insistieron en la importancia de que los observadores internacionales puedan informar sobre el estado del acatamiento de la tregua, por lo que consideraron esencial que los miembros de la OSCE tengan libre acceso a la región. La tregua en el este ucraniano, lograda tras maratónicas negociaciones la semana pasada en Minsk, se ve empañada por informaciones de diversos ataques en la zona en conflicto. "Debemos velar la situación a fin de que el proceso, que se inició alentadoramente, no se descarrile", advirtió el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, desde Bogotá, donde hoy concluía su visita oficial por Latinoamérica.

El acuerdo del cese de las hostilidades fue alcanzado el jueves pasado en la cumbre celebrada en Minsk entre el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, la canciller alemana, Angela Merkel, y los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Francia, François Hollande.

MS (rtrla/dpa/efe)