1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

En las fábricas de armas del Estado Islámico

La ONG británica "Investigación de Conflictos Armados" (CAR) acompañó a las tropas iraquíes durante la ofensiva contra el EI en Mosul. DW habló con James Beavan, sobre las fábricas de armas del grupo terrorista.

Estado Islámico en Irak

Estado Islámico en Irak

Los expertos inspeccionaron seis fábricas de armas del EI y examinaron armas y munición abandonadas en el campo de batalla. Este 14 de diciembre publicaron un exhaustivo informe.

DW: ¿Qué tipo de armas fueron producidas en las fábricas de armas y munición del EI, y en qué cantidad y calidad?

James Beavan: El Estado Islámico produce, sobre todo, morteros de diferentes calibres, en especial de 120 mm, así como granadas y al menos dos tipos de misiles. Encontramos evidencias de que las fábricas de armas han producido decenas de miles de estas armas, bajo controles estandarizados de calidad, seguidos al pie de la letra.

¿Qué tanto depende el Estado Islámico de su propia producción armas? ¿Qué papel tiene en la logística de guerra de dicha milicia terrorista?

El EI utiliza armas improvisadas, pero las emplea de manera convencional. La mayoría de los comandantes de EI son exoficiales del ejército iraquí o de los servicios de inteligencia.

¿Cuál es el nivel técnico de la producción de armas?

Aunque las instalaciones de las fábricas de armas se vieran muy simples, la producción está organizada para fabricar el número y tipo de armas requeridos, manteniendo su alta calidad. Un nivel tan avanzado de calidad que no hemos visto en ningún otro ejército no gubernamental. Nuestra ONG examinó armerías en Ramadi, Faluya y Tikrit, pero la producción en Mosul era mucho mayor.

Mosul es el centro económico del Estado islámico, la segunda ciudada más grande en Irak.

Según el informe de su ONG Investigación de Conflictos Armados (CAR), el EI recibía, primordialmente de Turquía, gran parte de los químicos precursores necesarios para la producción de combustible para misiles y bombas. ¿Cómo puede funcionar una red de suministro del EI por tanto tiempo, sin que fuera detectada por los servicios de inteligencia?

El gobierno turco sabe que tiene un problema; por ello ha buscado regular el mercado doméstico de nitrato de potasio, o salitre. Un químico usado en la agricultura como fertilizante, pero que también puede utilizarse para la fabricación de explosivos.

Cierto es que es que el EI fue capaz de obtener suministros de precursores y materias primas químicas durante mucho tiempo en el mercado de Turquía. El estudio de la cadena de suministro lo demuestra muy claramente. Mientras la frontera de Turquía con las zonas bajo el mando del Estado Islámico estuvo durante largo tiempo prácticamente abierta, la frontera con zonas kurdas en Siria se mantenía herméticamente sellada.

DW recomienda