En las entrañas del museo | Cultura | DW | 14.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

En las entrañas del museo

¿Cómo funciona un museo? ¿Qué pasa los lunes cuando cierran? El museo Wallraf-Richartz de Colonia festeja sus 150 años de existencia con una exposición que muestra al público sus entrañas.

(Gustave Moreau?). Wallraf-Richartz-Museum Köln feiert 150-jähriges Jubiläum. Ausstellung „Tat Ort Museum“ Fotograf: Natalija Korolewa, Juli 2011

Georges Méliès. Retrato de un hombre.

“Cerrado los lunes”. Todo el mundo ha visto al menos una vez este cartel en las puertas de un museo. Claro, piensa de inmediato el visitante, sus empleados también necesitan descansar, puesto que trabajan los fines de semana. Cierto, pero hay otro motivo para cerrar un día a la semana.

“El lunes es el mejor día para evaluar el estado de las obras exhibidas, ya que no hay visitantes”, dice Roland Krischel, historiador del arte y subdirector del museo Wallraf-Richartz. Se puede trabajar con calma, efectuar retoques en los marcos, controlar los climatizadores y colgar nuevos cuadros.

¿Qué sucede allí cuando el visitante no está? Sobre ello trata la exposición con que celebra sus 150 años de historia. El Wallraf -Richartz es una institución reconocida y consolidada. Posee una de las mayores colecciones de arte medieval, muy apreciada en círculos especializados. Pero en esta ocasión no quería deslumbrar con una exposición convencional, sino mostrar lo que se cuece entre bastidores.

Comenzar por Adán y Eva

150 Jahre Wallraf Richartz-Museum/Tatort Museum

Foto vde la reconstrucción del cuadro de Gustave Courbet "Dama en la terraza“.

Frans Snyders. Alte Dame und Junge. Wallraf-Richartz-Museum Köln feiert 150-jähriges Jubiläum. Ausstellung „Tat Ort Museum“ Fotograf: Natalija Korolewa, Juli 2011

Flash-Galerie 150 Jahre Wallraf Richartz-Museum/Tatort Museum

Ello incluye una parte didáctica. “Hay que pensar que ya no podemos partir de que todos los visitantes tienen una formación básica en arte”, dice Krischel. “En otras palabras: hay que empezar de nuevo por Adán y Eva”. Y no solo con los niños, sino también con los adultos. Desde hace tiempo un centro de arte no es “solo” un lugar de exhibición con unos cuantos cuadros valiosos colgados en la pared. No hay museo que resista eso en tiempos de crisis. Por ello se trata de atraer de diferente forma a niños, jóvenes y adultos con películas, piezas radiofónicas, música, juegos y concursos sobre la génesis de los cuadros, los sueños y manías de los pintores, así como la época que les tocó vivir.

Cinco pilares del trabajo museístico

Actualmente el trabajo museístico sigue cinco ideas básicas. La primera es que el arte puede ampliar su radio de influencia. Otras dos son la propia conservación de las obras de arte y su restauración, y no solo los lunes. Además, hay que seguir reuniendo piezas y exponerlas. La quinta tiene que ver con la investigación.

“Debemos rescatar nuevos tesoros de y lograr que las piezas que mostramos den qué hablar entre nuestros visitantes”, explica Krischel. “Por ello nos formulamos preguntas diversas: ¿quién ha pintado tal o cuál cuadro y en qué fecha?, ¿quién figura en él?, ¿en qué contexto se concibió originalmente la obra?, ¿de qué manera ha llegado hasta nosotros?” A estas cuestiones dan respuestas precisas el historiador del arte y su equipo, y tratan de hacerlas patentes en el día a día del Museo. La exposición “Tat Ort Museum” muestra de forma concreta sus actividades cotidianas. Se puede ver hasta octubre. Excepto los lunes, por supuesto.

Autores: Jochen Kürten/María Santacecilia
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda