″En la Bundesliga no habrá un Messi″ | Deportes | DW | 07.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

"En la Bundesliga no habrá un Messi"

El coordinador de la cantera del Dortmund, Lars Ricken, habló en exclusiva con Deutsche Welle de la importancia de las divisiones inferiores en la crisis y explicó por qué el fútbol alemán no produce superdotados.

Lars Ricken es una leyenda en Dortmund, no solo porque un gol suyo le entregó al club en 1997 el título de la Champions League, sino también porque una década más tarde, tras retirarse del fútbol activo, asumió la jefatura de la cantera del tradicional club alemán que ha producido estrellas internacionales como Mario Götze y Marco Reus.

En diálogo exclusivo con Deutsche Welle Ricken abordó distintos temas de actualidad como la crisis del Dortmund y la importancia del trabajo de la cantera en estos momentos, también explicó por qué en Alemania no se verá un fenómeno como Lionel Messi, y reveló que para la Bundesliga el trabajo de formación de talentos juveniles en La Masia, la academia del Barcelona, no es un ejemplo digno de ser imitado.

Señor Ricken, ¿cómo se vive el día a día en el Dortmund en estos momentos de crisis?

Actualmente el trabajo de todo el club está dedicado a la tarea de salir del sótano de la clasificación. El equipo, por la calidad que posee, no merece estar allí. Sabemos que nos va a tomar semanas, quizás meses, salir del hoyo en el que estamos, pero estamos seguros que con el descenso no vamos a tener problemas. Lo más difícil va a ser poder llegar a las posiciones que clasifican a la Champions League; Esa es la prioridad del momento y a ello dedicamos todo el esfuerzo.

¿Las metas de la temporada han cambiado?

La situación en la tabla no refleja nuestros objetivos. Pese a que estamos atrás, y a que la Bundesliga se ha puesto difícil, nosotros queremos seguir causándole problemas al Bayern, ganar la Copa Alemana y llegar muy, muy lejos en la Champions League. Esas metas no han cambiado solo porque la clasificación no nos sonríe.

Sin embargo la situación del Dortmund es preocupante...

Pero en el club no hay nadie con pánico. La confianza en lo que estamos haciendo se mantiene e incluso sabemos que si no logramos clasificar el próximo año a la Champions League nuestra situación financiera no se va a tornar tan desesperada como hace algunos años, y que tampoco vamos a desembocar en algo como lo vivido en el 2005 cuando estuvimos cerca de la bancarrota. Actualmente tenemos grandes jugadores, una muy buena organización y las armas para volver a atacar por los puestos de vanguardia. Eso es lo importante y por eso tenemos calma.

¿Qué papel juega la cantera en momentos de crisis como la actual?

Siempre es importante poder tener jugadores en la cantera que en cualquier momento pueden ayudar al primer equipo. Por fortuna en el club tenemos suficientes talentos, chicos muy buenos para el futuro: nuestro equipo Sub19 es segundo en la Bundesliga juvenil, el Sub17 es actualmente campeón alemán, el segundo equipo compite en la tercera división profesional.

¿Satisfecho con el trabajo de la cantera del Dortmund?

Basta que veamos quienes son los jugadores representativos de nuestro trabajo: Nuri Sahin, Mario Gótze, Marco Reus, Kevin Grosskreutz, Marcel Schmelzer que creció aquí... En Dortmund queremos formar futbolistas para que asciendan a la plantilla profesional, lo cual se ha logrado gracias a la permeabilidad. Para un club como el nuestro esta es la mejor forma de seguir alimentando la tradición y fortalecer el vínculo con sus seguidores.

¿Un poco siguiendo el ejemplo de La Masia, la academia del Barcelona?

Barcelona no puede ser nuestro ejemplo porque allí se trabaja con enormes costos que financieramente en Alemania no podemos, ni queremos, asumir. A mí siempre me sorprende cuando veo los equipos de las inferiores del club y me percato que allí juegan de titulares ocho jugadores extranjeros de los cuales cinco no son europeos. Entonces, teniendo en cuenta que no es posible tener tantos jóvenes no europeos con derecho a jugar, me pregunto: ¿cómo lo hacen? No en vano pesa una sanción de la FIFA.

¿En qué dirección trabaja entonces la cantera del Dortmund?

En Dortmund tenemos una filosofía muy especial: nosotros queremos formar jugadores que vengan de la ciudad y sus alrededores, que sean de la región. Ellos son los que de verdad pueden lograr ascender al primer equipo, ellos tienen más posibilidades que aquellos que vienen de muy lejos y que llegan al club rompiendo con todos sus lazos sociales y familiares. Para los chicos es necesario tener un entorno que les permita crecer con tranquilidad. Claro, no descartamos casos excepcionales de talentos extraordinarios, pero esa no es la regla.

Marco Reus, máxima estrella del Dortmund, es un producto de la cantera oriundo de la región que representa el club alemán.

Marco Reus, máxima estrella del Dortmund, es un producto de la cantera oriundo de la región que representa el club alemán.

¿Descartados en Dortmund posibles fenómenos como el de Messi o Thiago en La Masia?

Es casi seguro que un Messi no tendremos. Para un club alemán conseguir a un juvenil argentino es prácticamente imposible, entre otras cosas porque la autorización para jugar, por no ser europeo, no la va a obtener. Eso está prohibido por la FIFA y solo se logra con trucos que los clubes españoles quizás conocen bien, pero nosotros no tanto. Aún así, cuando veamos a un jugador extranjero que es extraordinario podríamos contemplar una posible excepción a nuestra política.

¿Cómo ve el trabajo de la cantera de los demás clubes de la Bundesliga?

No quiero destacar a una cantera en especial, todos los equipos de la Bundesliga hacen un gran trabajo con los jóvenes. Para ilustrarlo basta decir que 11 clubes estuvieron representados en la selección Sub19 que ganó el verano pasado la Eurocopa de su categoría. Siempre hay un club que tiene un buen año, luego el turno es para otro club, así el panorama cambia de temporada a temporada. Eso, en el fondo, le hace bien a todo el fútbol alemán.

Algunos observadores apuntan que en el Bayern ha pasado ya algún tiempo sin que asciendan canteranos al primer equipo. ¿Cómo se puede explicar eso?

En Múnich sucede algo que también conocemos en Dortmund: las exigencias para ascender al primer equipo cada vez son mayores. Bayern tiene metas muy altas, ellos quieren ganar la Bundesliga, preferiblemente muy temprano, quieren quedarse con la Copa Alemana, y triunfar en la Champions League. Para ello se arma una plantilla muy fuerte que es menos permeable, eso le dificulta a los juveniles llegar para quedarse. Aún así, el Bayern ha mostrado recientemente tener grandes talentos en sus filas: Gianluca Gaudino y Lucas Scholl, son ejemplos de dos muy buenos jugadores a los que les llegará su momento.

¿Pero esas expectativas tan altas de los equipos no pueden convertirse en una trampa mortal para la cantera?

Es el desarrollo normal de un club: entre mejor es, mejor quiere ser. Entonces la plantilla se amplia y las permeabilidad se reduce. A la cantera le toca mejorar cada vez más para poder entregar nuevos talentos al primer equipo. Así estamos trabajando en Dortmund. Los jóvenes necesitan contar con tanto tiempo como sea posible para su desarrollo. Dortmund y Bayern son equipos de tradición que siempre tendrán jugadores de la cantera en su once titular.