“En juego está el destino de Merkel” | La prensa opina | DW | 16.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“En juego está el destino de Merkel”

¿Qué hay detrás de la decisión de la canciller alemana de apagar inmediatamente siete centrales nucleares debido al accidente en Japón? La prensa europea comenta.

default

¿Qué hay detrás de la acelarada reacción de la canciller?

Süddeutsche Zeitung, de Múnich: “La catástrofe en Japón representa una cesura. Suspender la prolongación de la vida útil de las centrales nucleares en Alemania es una decisión adecuada. Sin embargo, en el asunto nuclear, no es la política lo que desacredita la credibilidad de Merkel. El desmedro de su imagen surge más bien porque el rigor con el que hace medio año explicó e impuso tal prolongación, ahora se vuelve humo. A los opositores de la energía nuclear, en ese entonces, Merkel los tranquilizó diciendo que las centrales no funcionarían más tiempo del “imprescindible”. Que ahora tenga que ir todo más rápido significa que la canciller en ese entonces habló por hablar y no que, como lo afirma, ahora se toma en serio las preocupaciones de la población”.

¿Cuál es la reacción más adecuada?

Die Presse, de Viena: “¿Cuál es la reacción política adecuada al accidente nuclear en Fukushima? ¿Apagar inmediatamente [las centrales] como muchos lo exigen en Alemania? ¿Seguir tercamente como hasta ahora como lo dejan entrever los Gobiernos de Francia e Italia? Razonable parece más bien el camino que han tomado la Unión Europea y el Gobierno ruso: mostrar que se ha tomado conciencia del problema pero optar por ganar tiempo y ordenar, por el momento, una revisión a profundidad. Es que una reacción inmediata, por motivos tanto técnicos como sicológicos, no es una buena idea. El accidente de Japón todavía no da una respuesta a la cuestión de si la generación de electricidad a través de la energía nuclear es controlable, por lo menos no hasta que el número de víctimas sea manejable. Se preguntará quizás, ¿cómo se puede decir algo tan cínico? Es que una catástrofe no vuelve automáticamente obsoleta una tecnología. Los mejores ejemplos son Chernóbil y la ahora tan vital industria atómica”.

Hasta hace poco decía que eran seguras

Neue Zürcher Zeitung, de Zúrich: “Merkel explica su decisión señalando los acontecimientos en Japón como una cesura en la historia del mundo tecnificado. Independientemente de las elecciones se trata aquí [según Merkel] de ser responsables en una situación en la cual nunca antes habíamos estado. La oposición se burla de esta justificación, con toda razón, pues por supuesto que el objetivo de este activismo de Berlín es tranquilizar los ánimos con miras a las elecciones regionales. Y por supuesto que esta acelerada corrección es una vergüenza de primer orden, pues de las centrales que ahora van a ser apagadas se decía que eran seguras. Tan seguras que se planificaba la prolongación de su vida útil”.

La canciller se juega su destino

Rzeczpospolita, de Varsovia: “Ningún Gobierno en Europa analiza las informaciones de Japón con tanta precisión como el gabinete de Angela Merkel. Los 9000 kilómetros que separan Berlín de los reactores japoneses protegen a los alemanes de las radiaciones, pero no son garantes de la seguridad política de la coalición cristianodemócrata-liberal. La canciller, física de profesión y política por afición, lo sabe. En un futuro cercano habrá tres elecciones regionales. La CDU lucha por sobrevivir, sobre todo en Baden-Württemberg, en donde por primera vez en 57 años corre el peligro de perder el poder. Una derrota de los cristianodemócratas sería el comienzo del fin de la coalición liberal-conservadora. En juego está el destino de la canciller”.

MB/dpa
Editor: Enrique López